“Hermano, que no entre comida a las ciudades”, el audio de Evo Morales que le costó su orden de captura

Evo Morales se encuentra exiliado en México (REUTERS/Carlos Jasso)

 

En la conversación con un dirigente campesino, el ex presidente boliviano le pedía organizar a su gente para bloquear La Paz y otras ciudades durante las protestas que explotaron en todo el país tras las elecciones fraudulentas del 20 de octubre de 2019

Tomado de Infobae.com

La Comisión de Fiscales Anticorrupción de Bolivia imputó formalmente por terrorismo al ex presidente de Bolivia, Evo Morales y pidió su detención preventiva.

El proceso contra Morales se sustenta en una serie de audios en los que una voz, que se comprobó pertenece al ex mandatario, instruye a un dirigente cocalero a bloquear caminos e interrumpir el suministro de alimentos a distintas ciudades en el marco de los disturbios sociales catalizados por las elecciones fraudulentas en el país.

Los audios habían sido difundidos en noviembre pasado por Arturo Murillo, ministro del Gobierno interino. Allí, Evo Morales, en ese momento en México, organizaba el bloqueo a La Paz.

En la conversación, el ex presidente boliviano explicaba al dirigente campesino, identificado como Faustino Yucra Yarwui, cómo realizar el cerco sobre la capital del país.

“Hermano, que no entre comida a las ciudades. Vamos a bloquear, cerco de verdad. Son las mismas de cuando me han expulsado del Congreso el 2002. Tal vez ocupé el mismo terreno, lo mínimo Cochabamba y La Paz. Bloquearon, y ahora me expulsan de Bolivia y hay bloqueo hasta ganar, hermano”, le dice Evo a Yucra.

“Dividan el sindicato en cuatro o cinco grupos, así es para mucho tiempo. Si uno se concentra, se cansa, la gente abandona, pero si son grupos, grupos, se turnan, vamos a aguantar el bloqueo (…) Si la Asamblea rechaza mi renuncia, voy a intentar como sea volver, aunque me detengan”, agrega el líder del Movimiento al Socialismo (MAS).

Un grupo de personas hace cola para rellenar los cilindros de gas debido a una planta bloqueada de gasolina de Senkata, en La Paz, Bolivia (REUTERS/David Mercado)
Un grupo de personas hace cola para rellenar los cilindros de gas debido a una planta bloqueada de gasolina de Senkata, en La Paz, Bolivia (REUTERS/David Mercado)

Tras conocerse el contenido de esta conversación, Murillo aseguró que el ex presidente boliviano incurría en delitos de lesa humanidad y terrorismo, motivo por el cual gobierno de Jeanine Áñez presentó una demanda contra el ex mandatario.

En diciembre, la Justicia boliviana ya había pedido la aprehensión de Morales, que para entonces había recibido asilo en Argentina por parte del flamante presidente Alberto Fernández.

Ahora los fiscales imputaron formalmente a Morales luego de que las pericias confirmaran que es su voz la que se oye en la conversación.

Tomado de Infobae.com

Decimos lo que otros callan
Cargando...

Deja un comentario