Diana Fajardo, una magistrada en la Corte Constitucional para favorecer a las Farc

0
4031
El senador Armando Benedetti, en el recuadro, dejó claro que la nueva Magistrada tendría que jugar a favor de las Farc o, sino, estas se retirarían del proceso de Paz.

Por 48 votos a favor y 43 en contra, la Plenaria del Senado de la República eligió como nueva Magistrada de la Corte Constitucional a Diana Fajardo, de tendencia liberal y respaldada ampliamente por el Gobierno del Presidente Juan Manuel Santos, quien ahora tendrá la misión de favorecer todo lo referente en ese Alto Tribunal al Acuerdo de Paz con las Farc.

Así lo dejarón claro los alfiles de Santos para el tema de paz en el Congreso, como Roy Barreras, del Partido de La U, quien hizo gran lobby a favor de la jurista y brincó de alegría luego de que Fajardo fuera escogida; e Iván Cepeda, un hombre totalmente cercano a la Farc, quien aseguró que el elegido debería ponerse al servicio de la paz, es decir, favorecer el pacto con los subversivos.

Pero el senador Armando Benedetti, de La U, fue más allá y sentenció a todos aqueños parlamentarios que no votaran por Fajardo, tras reiterar que si esta no era elegida, el proceso con las Farc estaría en riesgo.

“Si Diana Fajardo no es elegida, se acaba la implementación del proceso de paz”, dijo y repitió enfaticamente Benedetti a los medios de comunicación y en las redes sociales, como Twitter.

Esa temeraria declaración hizo que los opositores de Santos comenzaran a argumentar que Fajardo era la aspirante que pusieron las Farc para que se concretaran los Acuerdos que firmaron con el Gobierno y que ampliamente los benefician. En otras palabras, los opositores en las redes sociales dijeron que la jurista era la candidata directa de Timochenko, jefe del grupo guerrillero.

Por lo cual, los otros dos aspirantes: Alejandro Ramelli y Álvaro Motta, de tendencia conservadora, no tendrían ningún chance de llegar a la Corte Constitucional, como efectivamente sucedió.

Se conoció que Fajardo fue incluida en la terna de la Corte Suprema de Justicia como consecuencia de un intenso y eficaz lobby adelantado por el Contralor General de la República, Edgardo Maya Villazón, quien, uno a uno, abordó a los magistrados de la Suprema para tranzar con ellos la nominación de esta jurista, que es una de las personas más cercanas a su esposa, Adriana Guillén, como lo afirmó el portal Los Irreverentes.

Luego de que Fajardo fue ternada, Maya se habría dedicado a buscar votos con las distintas bancadas parlamentarias, valiéndose del poder de la Contraloría, enviando mensajes a los conservadores que estaban inclinados a votar por su copartidario Álvaro Motta, aprovechando que a esos congresistas les gusta la llamada mermelada.  Recordemos que la Contraloría es una de las entidades estatales con mayor burocracia o puestos políticos para repartir en Colombia.

A Fajardo también la apoyó su amigo cercano y promotor, el abogado Ramón Ballesteros, condenado por corrupción, quien promocionó su nombre ante un sector del Partido Liberal, colectividad en la que él, a pesar de su desprestigio profesional y personal, aún ejerce influencia, dicen Los Irreverentes.

Como si le faltara un respaldo a Fajardo, además, la impulsó el Procurador General de la Nación, Fernando Carrillo, un hombre del corazón de Santos. Hasta el ex Ministro del Interior, Juan Fernando Cristo, estuvo en el Congreso “patinado” el nombre de Fajardo y recibió una reprimenda por parte de la bancada del movimiento opositor uribista Centro Democrático.

Quién es Fajardo

La nueva Magistrada de la Constitucional ejerció como Asesora Externa del Secretario de Gobierno en la Alcaldía de Bogotá, entre 1998 y 2000. De igual forma, Fajardo estuvo muy de cerca de la expedición de la nueva Constitución Política en 1991, como también acompañó en ese entonces, al Ministerio de Gobierno con la reincorporación a la vida civil del grupo M-19, que se desmovilizó como guerrilla.

Aunque Fajardo le quiso salir al paso de gran rumor en las redes, tras aclarar que no era la candidata de las Farc, ahora deberá demostrar, de verdad, que no será una Magistrada en la Corte Constitucional al servicio de la citada organización rebelde.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here