La guerra en el Catatumbo entre EPL y ELN por la coca de Megateo

0
1261
El narcotraficante Megateo rodeado de sus hombres de confianza y armado hasta los dientes.

Luego de la muerte del capo del narcotráfico Megateo, quien tenía completamente controlada la zona del Catatumbo, comenzó una cruenta disputa en la región por el dominio de la producción y las rutas de la coca que dejó este temible miembro del grupo guerrillero Ejército Popular de Liberación, EPL.

El EPL, casi extinto por acciones militares de pasados Gobiernos, solo mantiene presencia connotada en el Catatumbo (Norte de Santander) por ser una zona de alta producción de cocaína. Todo, gracias al empeño de su máximo líder, Víctor Ramón Navarro Serrano, alias Megateo, un violento traficante de la región que fue abatido por las Fuerzas Armadas en un operativo antidrogas a comienzos de octubre de 2015.

Megateo se hacía pasar como guerrillero pero en realidad era un gran capo del narcotráfico, que mantuvo el nombre del EPL como fachada para mover su jugoso negocio ilícito. El grupo bajo su mando en la zona fue creciendo con el dinero de la droga y luego conformó un ejército privado con modernas armas y uniformes camulfados. Cabe recordar que Navarro Serrano también era un gran aliado de las Farc y por ese respaldo su poder se incrementó.

Nada se movía en el Catatumbo sin el consentimiento del todopoderoso Megateo. Las Farc, los elenos y hasta los paramilitares de la zona le tenía respeto y debían negociar con él, como socios, todos los cargamentos de coca que se producían o salían de la región. Según la Agencia Antidrogas Estadounidense (DEA), una de sus principales rutas era la Costa Caribe, vía Barranquilla. Por ahí, salían sus alijos en lancha para Alta Mar, pasando por Providencia y la costa nicaragüense, para llegar finalmente a Estados Unidos.

Megateo y Géner García Molina, alias John 40, de las Farc, fueron considerados por la DEA como los productores del 80% de la cocaína que entraba a suelo estadounidense, por eso, el Gobierno colombiano, presionado por los gringos, organizó una operación para capturar al jefe del ELP, pero este les hizo frente militarmente y fue abatido.

Mientras, John 40 no fue perseguido por el Estado porque se camulfó entre los hombres que se iban a acoger al proceso de paz que realizó el Gobierno del Presidente Juan Manuel Santos con las Farc en La Habana, Cuba. Este poderoso narcotraficante al final no se sometió a dicho Acuerdo y se fugó al estado de Apure en Venezuela, donde sigue manejando el tráfico de drogas en las fronteras con Colombia y Brasil.

El negocio de la coca en Norte de Santander es tan grande que luego de la muerte de Megateo, sus antiguos dirigidos se volvieron poderosos jefes y no quieren perder el control de la zona montañosa del Catatumbo, más de 4.826 km2, limítrofe con Venezuela, conformada por 11 municipios: ÁbregoConvenciónEl CarmenEl TarraHacaríLa PlayaOcañaSan CalixtoSardinataTeorama y Tibú.

Resultado de imagen para mapa del catatumbo

Sin embargo, la organización subversiva del Ejército de Liberación Nacional (ELN), también quisó tomar las riendas del tráfico de drogas en el Catatumbo, fortalecida militarmente con los hombres de las Farc que voluntariamente se pasaron a sus filas, además de los otros que les compraron a la guerrilla de Timochenko e Iván Márquez, mientras estaban en las negociaciones de paz de Cuba.

Aquí el ELN reta al EPL:

…………………………

Ahora, los hombres del fallecido Megateo están librando una sanguinaria guerra, bajo el nombre de Los Pelusos- EPL, contra el ELN.  Ambos hablan de una pugna subversiva, pero en realidad es una lucha por la coca con el fin de dominar un territorio estratégico para esta actividad ilegal. Esta disputa ha traido decenas de asesinatos, angustia y miedo en la región, donde estos hombres al margen de la ley hasta imponen paros armados, lo cual significa que todas las actividades se detienen, so pena de la muerte.

Aquí, el Frente Libardo Mora Toro de Los Pelusos del EPL retan al ELN:

…………………………

Ojalá el Gobierno, que está en diálogos con el ELN, no se dedique solo a perseguir al EPL, como en las épocas de las conversaciones de La Habana, y erradique de la zona a las dos bandas criminales por el bienestar de la ciudadanía local.

Esta batalla por la coca y las toneladas de dinero, millones de dólares, que genera el narcotráfico tiene sumido al Catatumbo en el caos, donde los civiles son los principales damnificados y nuestra Fuerza Pública, que desde hace ocho años se volvió pasivo ante la violencia guerrillera por los Acuerdos de Paz gubernamentales, hace mutis por el foro…

Loading...

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here