Tareck El Aissami, el Vicepresidente de Venezuela en la mira de la DEA

0
21

El ahora ex gobernador del estado de Aragua, el hombre más odiado por la oposición venezolana, está acusado de formar parte de la red de traficantes conocida como el Cártel de los Soles. Tomado de infobae.com  y elpais.com

Fue un figura importante durante la gestión de Hugo Chávez Frías y es actual gobernador del estado de Aragua, pero ahora  Tareck El Aissami fue nombrado el pasado cuatro de enero de 2016 por el Presidente venezolano, Nicolás Maduro, como nuevo  Vicepresidente de la nación. Sin embargo, estein ex ministro del Interior, de origen sirio-libanés, es uno de los principales dirigentes chavistas investigados por la DEA por narcotráfico, según Infobae.com

El funcionario en los últimos años, supo consolidar su influencia en la cúpula del régimen bolivariano.

Gracias a su radical manera de expresar apoyo a la “revolución”, se ganó la simpatía del supremo comandante de la Revolución Bolivariana Hugo Chávez, quien, ante la necesidad de sumar “caras nuevas” para mostrar una imagen distinta del chavismo, lo sumó a su gabinete en 2007.

El Aissami se desempeñó como viceministro de Seguridad Ciudadana y luego reemplazó a su jefe inmediato, Ramón Rodríguez Chacín, en el Ministerio del Interior y Justicia, cargo que desempeñó hasta 2012.

En esos tiempos en que comenzó a deteriorarse la salud del supremo comandante Chávez, El Aissami empezó a acumular cada vez más poder dentro de las filas de su partido (es vicepresidente de la región centro-occidental del Partido Socialista Unido de Venezuela) y también a nivel nacional.

Sin embargo, su gestión en el gabinete chavista se vio marcada por las acusaciones de narcotráfico.

En 2015, el diario español El País reveló que El Aissami tenía relación con capos colombianos de la droga.

El escándalo que marcó su gestión, en tanto, fue la captura del narcotraficante venezolano Walid Makled, atrapado en Colombia y extraditado después de varios meses a Venezuela. En el intervalo ofreció entrevistas a funcionarios de la DEA y fue entrevistado por periodistas interesados en la trama del Cártel de los Soles, un supuesta red de militares del vecino país dedicados al tráfico de drogas utilizando su gran poder.

Makled confesó que él le pagaba al ministro El Aissami para enviar cargamentos a través de Venezuela.

Nicolás Maduro designó a Tareck El Aissami como su nuevo Vicepresidente

La acusación de Makled carece de valor para el gobierno venezolano por su condición de delincuente sentenciado a 14 años de prisión, pero tiene un valor para Estados Unidos. Sus declaraciones concuerdan con otras fuentes que, en ese país, han señalado que El Aissami entregó a Makled porque mantenía una deuda derivada del negocio de la droga.

La causa, que involucra acusaciones de lavado de dinero y tráfico de droga, fue gestionada por la Administración de Control de Drogas (DEA) y se centró –además de en El Aissami y otros chavistas de alto rango– en uno de los políticos más poderosos de Venezuela, el ex presidente de la Asamblea Nacional Diosdado Cabello.

El chavista más odiado por la oposición

Pocos chavistas causan más rechazo entre la oposición congregada en la Mesa de la Unidad Democrática como el nuevo Vicepresidente. El Aissami entiende la política como una lucha fratricida. Quien piensa distinto no es un adversario, sino un enemigo al que hay que aplastar. Basta revisar su cuenta de Twitter para comprobarlo. Suele atacar con groserías a los dirigentes que le adversan e insultar a periodistas que lo critican, de acuerdo con elpais.com

Al excandidato presidencial opositor Henrique Capriles le dijo en noviembre de 2016, con un lenguaje procaz, que carecía de la valentía necesaria para conducir una manifestación al Palacio de Miraflores. Capriles lo llamó entonces narcotraficante. Se refería el gobernador del estado de Miranda a la confesión que en su momento hiciera a las autoridades el capo venezolano Walid Makled. Ratificó este narcotraficante que El Aissami, cuando se desempeñaba como viceministro del Interior facilitaba el trasiego de sus cargamentos de cocaína a través de Venezuela. Señalamiento que ha sido reiterado por parte de sus enemigos políticos.

En mayo de 2015 el diario estadounidense The Wall Street Journal aseveró que El Aissami era uno de los seis funcionarios del régimen chavista investigados por fiscales federales de Miami y Nueva York por supuesto narcotráfico y lavado de dinero. Siempre que esas acusaciones emergieron el gobierno de Venezuela respondió otorgándole a El Aissami mayores responsabilidades dentro de la llamada nomenklatura chavista.

Tomado de infobae.com  y elpais.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here