Una Consulta con Armando Martí: Reprogramación Mental para el Dinero

0
410
El cerebro humano es el órgano más maravilloso de la creación, pero al mismo tiempo el más misterioso. Hoy quiero compartir con ustedes algunas de mis técnicas para reprogramar la mente de forma positiva y así alcanzar metas y objetivos, lúcidos y sobrios hacia el bienestar integral. La pregunta que me planteo y quisiera que ustedes también lo hicieran es: ¿cómo los grandes hombres de la historia lograron triunfar? La respuesta es muy sencilla: a través de su cerebro, este pequeño pero complejo computador que determina la actitud frente a la vida desde las sensaciones, comportamientos y experiencias de cada individuo. 
La mente es como una grabadora que registra toda la información. Lo primero que le enseño a mis asesorados, es aprender a eliminar las limitaciones, complejos y obstáculos que en forma de miedos, fobias e inhibiciones, impiden el acceso a su mente subconsciente. Con un entrenamiento adecuado se puede conectar el subconsciente, el preconsciente y el consciente, de esta manera se tiene control sobre los pensamientos en cualquier situación del día a día. Pregúntese ¿tengo algún bloqueo económico? La energía mental mal empleada puede enfermar y debilitar la creatividad e imaginación pero bien dirigida puede cambiar su vida orientándola totalmente hacia el éxito, que no es otra cosa que la confianza en sí mismo.
Las personas exitosas, no confían en la suerte ni en adivinos y mucho menos en el destino, solamente en su propio poder interior. Quiero enseñarles a utilizar ese sexto y séptimo sentido que algunos sabios llaman intuición y percepción extrasensorial, esa voz interna que no se escucha con los oídos, pero se siente en el corazón y que es la fuente de nuevos conocimientos, los cuales ayudan a ver con claridad el camino a seguir diariamente. Un regalo de Dios que se puede potencializar y por increíble que parezca esa intuición lo ayudará a conocerse mejor, mejorando las relaciones interpersonales y su calidad de vida.
Usted es lo que piensa. Para empezar este proceso, es necesario que aprenda a relajarse encontrando un sitio apropiado para ello, con baja intensidad de luz, con un fondo de música clásica de su preferencia, ropa holgada y cómoda. Respire lenta y profundamente, al menos 10 veces. Cerrando los ojos imagínese fajos de billetes de alta denominación que se reproducen lentamente pero sin pausa, ya que, todo lo que la mente concibe y acepta, se convierte en acción y resultado. Sienta el olor de los billetes, sin ningún prejuicio y mucho menos asco, pues si esos billetes han pasado de mano en mano, han sido fruto del trabajo, la esperanza y las intenciones de quienes lo intercambian. Una excelente prueba, para saber si usted tiene empatía y sintonía con el dinero es sostener entre sus dedos un billete de 50.000 mil pesos, llevarlo a su nariz y olerlo profundamente.
Si su olor le produce repugnancia, es lógico pensar que a usted “no le gusta” la plata. De ser así cambie radicalmente esa sensación, reprograme su mente y afirme: “Me fascina, acepto y quiero esta aroma nueva en mi vida, pues de ahora en adelante soy amigo del dinero y confió en que mi Poder Superior siempre está allí para ayudarme en los problemas y conflictos”. Con estos ejercicios programáticos, empresarios, corredores de bolsa, gerentes, estudiantes, trabajadores independientes y muchas personas más, han logrado sobrevivir a las quiebras económicas, crisis y sobre todo al pesimismo, que impide alcanzar los sueños y la prosperidad que Dios nos regaló desde que nacimos.
Todo en la vida es un proceso que necesita de disciplina y constancia, entonces insista, persevere y con sugestión positiva, envíe mensajes al inconsciente para que ese genio dormido dentro de su lámpara interior, se despierte, se ponga a sus ordenes y le conceda sus auténticos deseos. Repita constantemente: –“Si yo cuido de mi dinero, mi dinero cuidará de mí”  – “Si yo comparto mi dinero, la vida me compartirá amor“ – “Si yo vivo en amor, no tendré malas intenciones“ – “Si mis intenciones son buenas mi salud mejorará, si eso pasa envejeceré con alegría y paz, si logro la paz sentiré más la mano de Dios que me guía por la vida e inclusive por la muerte”.

Por: Armando Martí – Life Coach y Mental Trainer

http://www.armandomarti.com

Loading...

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here