Feministas destruyen monumento a Banderas, cuya restauración había costado más de $1.700 millones


 

El antiguo Alcalde de Bogotá, Enrique Peñalosa Londoño, hizo una gran inversión para reconstruir y mejorar la mayoría de las obras o estatuas de la Capital de la República con el fin de embellecer la ciudad y darle sitios de esparcimientos a los ciudadanos, como el monumento llamado Banderas, ubicado en la localidad de Kennedy, al sur de esta urbe.

El pasado 27 de junio de 2020, un grupo de feministas y miembros de la comunidad LGBTI, dentro de la publicitada “marcha del Orgullo Gay”, salieron a protestar, a pesar de las restricciones por la pandemia del Coronavirus, con la autorización de la actual Alcaldía de Claudia López, pero para hacerse notar se les dio por vandalizar o destruir con toda clase de pinturas el legendario monumento de Banderas.

Recordemos que Peñalosa invirtió más de 1.700 millones de pesos en restaurar esta famosa obra del sur de Bogotá, un esfuerzo del Distrito, en ese entonces que según expertos y vecinos del sector duró tres meses. Pues, a los participantes del orgullo gay, solo les bastaron unos minutos para acabar con este símbolo de la ciudad.

Será que para protestar por los derechos de los gay y el feminismo, es necesario recurrir a la violencia y el vandalismo? Eso es la cultura ciudadana que dicen promover estos sectores y que apoya la actual Alcaldía capitalina? Supuestamente a la cultura no había que respetarla?

Inseguridad, no solamente son los delincuentes deambulando sin control por todos los lados, esto también lo es. Es la falta total de aprecio por la ciudad donde viven.

Claudia López debe cambiar su manejo político o pasará a la historia como la alcaldesa que volvió a enterrar a Bogotá, como en las épocas de los mandatarios del Polo Democrático y la Colombia Humana.

Decimos lo que otros callan
Cargando...

1 COMENTARIO

  1. La fotografía que ilustra el artículo es un Fake News, es una fotografía del año 2019 cuando el monumento no había sido intervenido por la Administración de Enrique Peñalosa. Utilizar una imagen del 2019 publicada por el diario El Espectador como si hubiera sido de hace dos días no es lo más ético de LA OTRA CARA.

Deja un comentario