Los créditos impagables del Icetex que agobian a los estudiantes


 

Los estudiantes o profesionales nacionales que han adquirido créditos de El Instituto Colombiano de Crédito Educativo y Estudios Técnicos en el Exterior (Icetex) para estudiar fuera del país, no aguantan los altos intereses y los sistemas hostigantes de cobros, que según ellos, han vuelto impagables dichos préstamos. 

Los casos se ven por cientos y las redes sociales están llenas de ejemplos. Son personas que han pedido un crédito estudiantil para lograr tener una vida profesional, pero lo han repagado durante años hasta dos veces y todavía le deben al Icetex (Ver los casos abajo), que una entidad del Gobierno bajo la orientación del Ministerio de Educación.  A muchos hasta les han embargado los bienes como medio de presión para que cancelen sus deudas.

Esto, sin contar el asedio que sufren a diario los deudores por parte de grupos de cobradores, que comienzan a llamar desde las primeras horas de la mañana, hasta la noche, incluyendo los fines de semana y los festivos. Y no les basta llamar al implicado, sino que también llaman a sus familiares, a sus parejas o las personas cercanas.

Para manifestarse, los afectados organizaron un plantón al frente del Icetex, en el centro del Bogotá (el 21 de julio de 2016 que nuestro medio registró en su momento), con el fin de reclamar por las políticas desmedidas de cobro del Instituto. En esta protesta participaron varias organizaciones defensoras de los estudiantes damnificados, como la Asociación Defensora de los Usuarios ACUPE  y sus líderes Daniel Torres y Fernando Calao.

Planton en el Icetex

Planton Icetex

Como ejemplo hay algunos casos de deudores tomados directamente de la plataforma digital oficial del Icetex. Sin embargo, sus quejas generalmente no son escuchadas, por eso para muchos sus únicos medios de expresión o queja son las redes sociales, donde se creó la página de Twitter  y  portales como las2orillas y La Otra Cara. 

Las pruebas saltan a la vista

A un estudiante le prestaron 19 millones de pesos, ha pagado casi 18 millones, pero todavía debe casi 14 millones.  A otro le prestaron 22 millones de pesos, ha pagado  más de 31 millones,  pero todavía debe 9 millones y medio.  A otro le prestaron 6 millones de pesos, ha pagado 5 millones y medio, pero todavía debe casi 9 millonesA otro le prestaron 23 millones de pesos, ha pagado casi 9 millones, pero sigue debiendo 22 millones. A otro le prestaron 21 millones de pesos,  ha pagado 10 millones y medio, pero ahora debe casi 33 millones más. A otro le prestaron 9 millones y medio de pesos, ha pagado 14 millones y medio, pero su deuda no se acaba, porque ahora debe 8 millones de pesos más.

Estas denuncias abundan en las web y aquí les dejamos una muestra:

Esto dice 

 

Este es el caso de 

 

Esto dice @juanse0529

 

Esto dice

 

Esto dice

Hasta Séptimo Día les sacó un programa luego del especial de nuestro portal, en donde recoge varias versiones de los damnificados por la entidad estatal:

El directivo de ACUPE, Fernando Calao, ratifica que “miles de afectados han dado testimonio de las consecuencias que tienen en sus vidas la ruina que les ha causado la impagable deuda del crédito entregado por el Icetex”, entre ellas: No se especializan,  hay un ruina de su vida crediticia al ser reportado en la centrales de riesgos financieros, no adquieren vivienda, embargo a la calidad de vida, no inician una familia y se crea pánico al sistema financiero.

“Por todo lo anterior, es indispensable actuar de inmediato para detener el embargo vitalicio que está afectando a toda una generación  de colombianos, que son el motor del crecimiento productivo del país y aquellas que vienen, cuya única opción para acceder a la educación superior  es adquirir un crédito educativo”, advierte Calao.

Por Sixto Alfredo Pinto

Director revista La Otra Cara

Decimos lo que otros callan
Cargando...

Deja un comentario