Víctimas de la masacre de La Chinita siguen esperando que Farc pidan perdón

0
732
Victimas de La Chinita

El 23 de enero de 1994  las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (Farc) realizaron una de sus más crueles masacres en Colombia: La Chinita, un barrio en Apartadó (Urabá antioqueño), donde fueron asesinados a sangre fría 35 personas de la región que asistían a una fiesta popular en ese sitio.

El objetivo de los hombres del Frente Quinto de las Farc, que opera en la zona, era vengarse de los desmovilizados del antiguo grupo guerrillero Ejercito Popular de Liberación (EPL) que se habían asentado en ese barrio de invasión de Apartadó por considerarlos “traidores” a la revolución y a la lucha armada, por eso dispararon en forma indiscriminada contra ex subversivos e inocentes que estaban en el lugar.

Según testigos, la masacre fue liderada por la legendaria jefe de las Farc, Elda Neyis Mosquera, alias “Karina”, una sanguinaria mujer que comandaba el Frente Quinto y que fue sentenciada a más de 30 años de cárcel por la justicia, pero que se desmovilizó en el gobierno de Álvaro Uribe Vélez y le suspendieron la pena en 2009 para que actuara como gestora de paz, pero la cúpula de la organización rebelde que está en Cuba la considera una “traidora” por aceptar ese cargo.  De igual forma, se dice que Danis Daniel Sierra Martínez, alias “Samir”, otro mandamás el Frente Quinto, habría participado en la matanza. “Samir” también se desmovilizó en la gestión de Uribe y ahora es otro “traidor” para las Farc.

Los familiares de esas víctimas de La Chinita les enviaron una sentida carta a la delegación de las Farc que se encuentran en negociaciones de paz con el Gobierno Nacional en La Habana (Cuba) para que asistieran a un evento conmemorativo sobre el aniversario número 22 de esa matanza, además para que pidieran perdón en ese acto a los damnificados por sus violentas acciones que son madres, padres, esposos, hijos huérfanos, nietos, sobrinos, etc., como un gesto de paz ya que Colombia está centrada en los diálogos que se llevan a cabo en la isla caribeña. También que los reconozcan como víctimas y los reciban en La Habana para ser incluidos en los planes de reparación.

Sin embargo, el grupo subversivo en otra misiva que les envío como respuesta no reconocieron su responsabilidad en los hechos, ni pidieron perdón por la masacre. Las Farc dijeron que “agradecemos muy sinceramente su evidente voluntad de paz y reconciliación, así como su disposición a ofrecer perdón a pesar del inmenso dolor y las graves pérdidas que padecieron a consecuencia de los hechos ocurridos el 23 de enero de 1994. Por ello, consideramos de gran valor el ofrecimiento que nos hacen, desde el corazón, en su carta”. Al final, agregaron que gestionarán con el Gobierno para que un grupo de los reclamantes de La Chinita viajen a Cuba a exponer sus argumentos. Esos damnificados de la violencia en Colombia siguen esperando su resarcimiento.

Esta es la carta de las víctimas de La Chinita

“Barrio La Chinita-Obrero-Apartadó Antioquia, diciembre 27 de 2015  

Señores negociadores FARC-EP, Mesa De Paz La Habana

Respetuoso saludo:  El antiguo barrio La Chinita, hoy barrio Obrero, está compuesto por 35.600 habitantes aproximadamente, quienes están catalogados como sujeto de reparación colectiva por la masacre de La Chinita.  

Nuestra lucha por ser reconocidos como víctimas lleva 21 años y once meses. Un proceso que no ha sido fácil y durante el cual sufrimos persecuciones, desplazamientos, asesinatos y desapariciones. Proceso que, aunque ha sido doloroso, en ningún momento como víctimas desistimos en pensar que el mejor homenaje a nuestros seres queridos desaparecidos, y para las futuras generaciones es luchar por la paz.

Ese 23 de enero de 1994 se cegaron 35 vidas: ellos eran padres de familia, hijos, hermanos y esposos, que su única esperanza era tener casa propia. Ellos en su manos  solo habían empuñado una  gurbia  o un cuaderno.

Hoy, con tesón y unión, nuestra comunidad ha prosperado con el liderazgo de Asovima y la Junta de Acción Comunal del barrio Obrero, y así hemos logrado el apoyo de los diferentes estamentos del Estado para salir adelante.

En estas más dos décadas, nunca hemos olvidado ni olvidaremos los hechos, pero también tuvimos tiempo para limpiar en nuestros corazones el odio y el rencor.  

El 23 de enero se cumple un año más de no tener a nuestros seres queridos. Sentimos que el mejor homenaje a esas 35 personas es aportar nuestro perdón en el proceso de paz; sin embargo, este de nada sirve para construir la Colombia soñada, si no existe un verdadero y sentido acto de contrición por parte de los victimarios.

Ningún niño, joven, mujer u hombre del barrio desconoce que esa noche quienes apretaron el gatillo que cegó esas vidas fueron miembros del quinto frente de las Farc.  La próxima fecha de conmemoración de la masacre  coincide con las negociaciones del último punto faltante para la firma del tan anhelado Acuerdo de Paz.  

Con el fin de empezar a construir una Colombia soñada, nosotros las victimas solicitamos la presencia de delegados de las FARC para el 23 de enero de 2016 y así limpiar los últimos rezagos de lo vivido en el pasado de nuestros corazones. Y en un acto, juntos, podamos sentir su deseo de no repetición y ustedes sientan en sus corazones nuestro perdón.   El perdón solo lo concede Dios, pero nos iluminó con su ejemplo en la cruz para otorgarlo.

Para nosotros como víctimas esto se logrará con el proceso de negociación del conflicto en Colombia, es por ello que extendemos nuestra solicitud para que asistan al acto de conmemoración de la masacre La Chinita. 

 Contactos:     Asociación de Víctimas de Antioquia Asovima Sede principal: barrio Obrero bloque 01 manzana 95 casa 01 segundo piso Apartadó. Teléfono: 826 13 81 – Celular: 311 601 15 21

Correo Electrónico: asovimaapartado@gmaill.com  

Junta de Acción Comunal Barrio Obrero. Teléfono: 826 39 92 – Celular: 311 787 10 79

Correo Electrónico: juntaobrero@hotmail.com”

Loading...

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here