Eduardo Cifuentes, el nuevo jefe de la JEP, fue contratista de Juan Manuel Santos


 

Al final, Cifuentes tuvo $830 millones en 10 jugosos contratos con el Estado en la época de Santos, que le dio negocios en varios ministerios.

Eduardo Cifuentes Múñoz, es un avezado jurista y político de izquierda de la escuela del fallecido socialista Carlos Gaviria, líder del movimiento Polo Democrático. Fue Defensor del Pueblo entre 2000 y 2003 y ahora será el encargado de investigar y “juzgar” los crímenes de las Farc, como jefe recién nombrado de la Justicia Especial para la Paz (JEP), una entidad cuestionada que nació luego del Acuerdo de Paz entre el Gobierno de Juan Manuel Santos y esa guerrilla en La Habana (Cuba) en 2016.

Cifuentes, como abanderado socialista, también hace parte de la larga lista de personajes que tienen y han tenido grandes negocios provenientes de los dineros públicos, pues son expertos en vivir de las arcas del Estado, pero lo atacan inclementemente para volverse populares entre sus seguidores.

Cifuentes no se podría quedar atrás y tuvo sus jugosos contratos. Miremos:

Fue contratista de Juan Manuel Santos nada menos que para defender la Ley 1675 de 2013, la cual tiene que ver con el patrimonio cultural sumergido en Colombia. En otras palabras, la tesis del gobierno santista sobre el Galeón San José, que se encuentra hundido en las Costas del Mar Caribe.

Cifuentes con su empresa, que tiene su mismo nombre, litigó ante la Corte Constitucional a nombre del Gobierno de Santos, mediante un contrato firmado en octubre de 2013 por 67 días con el Ministerio de Cultura por 75 millones de pesos.

Además tuvo otro negocio con la Alcaldía de Bogotá en épocas de Enrique Peñalosa para asesorarlo jurídicamente. El negocio se firmó en noviembre de 2016 con la Secretaria Jurídica del Distrito por 136 millones de pesos durante tres meses.

$830 millones en jugosos contratos con el Estado

Al final, Cifuentes tuvo un total de 10 contratos con el Estado en la época de Santos, debido a su cercana amistad con el mandatario, por cerca de 830 millones de pesos, en diferentes entidades como: el Ministerio de Industria y Comercio, el Ministerio de Cultura,  la Agencia de Defensa Jurídica de la Nación, el Ministerio del Trabajo, el Banco de la República y la Contraloría General de la República, que le dio dos negocios en 2013 y 2014 por un valor de 200 millones de pesos.

 

Hay que preguntarse: ¿Qué imparcialidad para tratar los temas relacionados con Juan Manuel Santos puede tener el magistrado Cifuentes en la JEP, cuando fue su contratista y disfrutó de los recursos públicos en ese gobierno?

Linares no produjo resultados, solo polémicas

La Sala Plena de la JEP determinó este 22 de octubre que los magistrados Eduardo Cifuentes Múñoz y Alexandra Sandoval Mantilla reemplazarán en la Presidencia y Vicepresidencia de esa entidad a las magistradas Mirtha Patricia Linares Prieto y Xiomara Balanta, respectivamente, quienes fueron elegidas para un periodo de tres años y su tiempo se cumplió sin ninguna clase de resultado y, por el contrario, se vieron envueltas, especialmente Linares, en polémicas por dudosas contrataciones y fallos controvertidos como liberar al jefe de las Farc Jesús Santrich y evitar su extradición a Estados Unidos, donde está pedido por narcotráfico con asocio del Cartel mexicano de Sinaloa.

Mirtha Patricia Linares

Los nuevos Presidente y Vicepresidenta de la JEP comenzarán sus períodos el próximo 4 de noviembre. La elección de los nuevos dignatarios se hizo de manera virtual.

Cifuentes un amigo de Santos

Cifuentes es abogado de la Universidad de Los Andes y nació en Popayán. Desde enero de 2018 se desempeña como magistrado de la JEP, donde hace parte de la Sección de Apelación, de la cual fue presidente, todo por sus buenas relaciones con Juan Manuel Santos, el creador de la Jurisdicción.

Recordemos que Cifuentes se desempeñó como magistrado y presidente de la Corte Constitucional (1991-2000), donde impulsó la acción de tutela contra sentencias judiciales; la titularidad de derechos en cabeza de las comunidades étnicas, muy de moda en estos tiempos de marchas y Mingas indígenas contra el Gobierno Nacional y el control de la declaratoria de los estados de excepción, entre otros asuntos.

No olvidemos que Alexandra Sandoval es una reconocida abanderada de la causa Gays en Colombia.

Ahora, Cifuentes tiene sobre sus espaldas la dura misión de demostrar durante sus tres años de gestión que, bajo su mandato, la JEP sí producirá el primer fallo sobre las Farc y no habrá la anunciada impunidad en esa polémica entidad, lo cual es poco probable.

Decimos lo que otros callan
Cargando...

Deja un comentario