Ex Fiscal Luis Gustavo Moreno también habría engavetado el caso SaludCoop


 

Por: David Meza Pretelt.

El penosamente reconocido Ex Fiscal Anticorrupción, habría recibido múltiples denuncias sobre la podredumbre administrativa que se gestaba dentro de la intervenida SaludCoop y desvíos por más de $1,2 billones de pesos, que podrían alcanzar los $4 billones. El exSuperintendente de Salud Norman Julio Muñoz también habría ocultado información sobre el caso.

Luis Gustavo Moreno es uno de los integrantes del Cartel de la Toga, suceso que ha representado el ocaso para la Justicia colombiana. Cuando se encontraba ocupando su cargo de Fiscal Anticorrupción y teniendo bajo su poder gran cantidad de los fiscales que manejaban el caso SaludCoop, habría incurrido en irregularidades y dilatado un proceso por el que recientemente, y casi dos años después de las denuncias, los responsables empezaron a ir a la cárcel, pero se sospecha que faltan muchos otros ex funcionarios del Gobierno del ex Presidente Juan Manuel Santos relacionados con este Cartel de la Salud.

Se ha descubierto que denuncias que pesan sobre Guillermo Grosso, el hombre detenido dentro de la “Operación Quirófano” o “Bolsillos de Cristal” de la Fiscalía General, quien permanece en la cárcel, fueron presentadas en el año 2016 ante Moreno, con el agravante que estarían relacionadas con los casos de corrupción por los que se encuentra detenido y otros procesos que le corren a este ex Interventor de SaludCoop en los entes de control.

- Publicidad -

El “tapen, tapen” a toda instancia que promovió el Gobierno de Juan Manuel Santos entorno al caso SaludCoop dejaba claro que allí algo andaba mal, además de ver controvertidas a través de estudios y análisis jurídico, las causales de la intervención a la más grande EPS del país para la época, sucedió que un gobierno sobre el que pesan graves investigaciones como las de Reficar y Odebrecht habría empleado ese modus operandi en todo, y ya está probado que hubo prácticas corruptas sistemáticas al interior de la interventoría de SaludCoop, como demuestran los procesos actuales contra los ex interventores Guillermo Grosso (en prisión), Mauricio Castro Forero y Wilson Sánchez Hernández, sobre quienes ya pesan medidas cautelares de la Contraloría General de la Nación.

Y esa oscura práctica de ocultar y dilatar procesos que no le convenían a la imagen del Gobierno de la época, fue común a la Fiscalía de Moreno, muestra de ello es la denuncia con número radicado 20156111506862 y subsecuentes ampliaciones, en las que se adjuntan pruebas que demostrarían que el Superintendente de Salud de Juan Manuel Santos y el agente interventor de SaludCoop, de cuyo nombramiento el exPresidente de Colombia también conocía, habrían desviado más de $1,2 billones de pesos del Sistema de Salud.

Allí se habría denunciado además cómo a través de cifras e informes falsos, el antiguo Superintendente de Salud, Norman Julio Muñoz, habría ocultado los graves desvíos que se habían dado al interior de la interventoría de SaludCoop y le habría mentido a la plenaria de la Cámara de Representantes el 26 de octubre de 2016.

Estas alteraciones en los estados contables se habrían dado con el propósito de sostener una intervención que carecía de sustento legal; se basaron en unos hallazgos contables, contenidos en informes engañosos elaborados por funcionarios de la Superintendencia, que a la postre fueron desvirtuados.

La situación financiera de SaludCoop se mostraba de manera transparente en sus informes económicos. Prueba de ello es que la misma Superintendencia Nacional de Salud nunca autorizó a los interventores abrir los Estados Financieros antes de la intervención, porque nunca se encontró mérito para ello.  Por el contrario, estudios realizados por firmas internacionales de reconocido prestigio (KPMG y Crowe Horwath, que contrató el mismo gobierno Santos) dan fe de que antes de la intervención no se presentaron desvíos o manejos irregulares de los recursos de la salud y que la entidad generó recursos propios suficientes para hacer las inversiones necesarios en infraestructura de salud con el fin de garantizar un mejor servicio a los afiliados.

En la denuncia que recibió Luis Gustavo Moreno se le aclaraba las graves dimensiones de la destrucción de SaludCoop, informando al ahora ex Fiscal extraditado a Estados Unidos, que se habían afectado las vidas de más de 30 mil trabajadores y alrededor de 6 millones de usuarios, pero estas palabras cayeron en oídos sordos y Moreno, que fue defensor de congresistas que por su parte defendían los corruptos interventores de SaludCoop en el Legislativo, no dio trámite para tomar acciones determinantes en un momento en que aún muchas vidas podían ser salvadas. Si se hubiese castigado a los responsables no habría incurrido en el prevaricato que cayó.

El ex Superintendente de Salud de Juan Manuel Santos: Norman Julio Muñoz, habría falseado los estados contables de SaludCoop con el agravante que habría mentido en la cara de los mismos congresistas, violentando sus dignidades. Para encubrir las conductas criminales de los interventores que en el presente ya se encuentran investigados y siendo procesados.

En todos y cada uno de estos pasos, Muñoz contaba con su mano derecha Eva Katherine Carrascal, quien se encuentra tras las rejas, al igual que Guillermo Grosso.

La corrupción de Moreno no fue solo únicamente cuando simulaba ser un defensor, sino también como miembro visible del Cartel de la Toga, ofreciendo fallos y trámites en las altas cortes a diestra y siniestra, gracias a su amistad y presunta complicidad con ex magistrados como Leonidas Bustos, ex presidente de la Corte Suprema, y Francisco Ricaurte,  ex integrante de la Suprema y la Judicatura.

¿Por qué Norman Julio Muñoz no está preso por este presunto delito y sólo fue sancionado con 8 meses de suspensión del cargo por la Procuraduría General debido al caso Medimás.

Además, se sospecha que en el caso de SaludCoop, debido a influencias políticas y sus habilidades extorsionistas, Moreno habría mantenido engavetadas estas denuncias contra los altos funcionarios del Gobierno Santos e incluso información que comprometería a congresistas y reconocidos líderes de partidos como: Cambio Radical y el Partido de La U.

Otra denuncia que sigue durmiendo el sueño de los justos y pasó por las manos de Moreno, es la que fue interpuesta por trabajadores de la empresa contra Jaime Poveda Velandia, Juan Carlos Uribe Aristizábal y Guillermo Grosso por el desfalco que llevaron a cabo glosando $268 mil millones, que equivalían al 80% de la producción de la Corporación IPS SaludCoop, para justificar su liquidación y convertirla en Esimed, un experimento que nació quebrado y del que hoy se ven sus consecuencias con despidos masivos e ilegales denunciados por los trabajadores.

Esta es la Prueba Reina que el corrupto Moreno habría engavetado la citada denuncia, presentada por Héctor Alirio Toloza Martínez, quien firma como Vicepresidente de Conaltrasaco, Sindicato de Empleados del Grupo SaludCoop:

Vea las dos denuncias completas aquí: Apliación de La Noticia Criminal contra Grosso y el exSuperintendente de Salud Noman Julio Muñoz- 28 oct 2016  / Aporte de Material Probatorio e incluye informe CGR -30 ene 2017.

Otro elemento que levanta gran sospecha sobre los manejos de Moreno al frente de esa Unidad de la Fiscalía, fue la ratificación del archivo de las denuncias contra la ex Contralora General Sandra Morelli, quien según los antiguos asociados y empleados de la empresa y abogados como Hernán Jiménez y Jaime Lombana, habría partido de unos informes falaces para promover las medidas que desembocaron en la intervención de la Superintendencia. Este hecho le sirvió a los interesados para volver mermelada la salud, seguir justificando la intervención que permitió a algunos corruptos enriquecerse, pero terminó en la quiebra de Cafesalud EPS, la heredera de SaludCoop.

El funcionamiento de la citada EPS bajo la administración cooperativa se caracterizó por su eficiencia, con un patrimonio que superaban los 530 mil millones al momento de la intervención y empleo estable para más de 34 mil familias, todo esto se vino al traste con la intervención fraguada por Santos y otros funcionarios de su gobierno.

El paso de Luis Gustavo Moreno como Fiscal Anticorrupción de Nestor Humberto Martínez, ha dejado un manto de duda sobre todo proceso que ha pasado por sus manos, pero en un caso como este donde ya se asesinó a un revisor fiscal, se quebró la mayor EPS del país y se deterioró la calidad el sistema y por ende la calidad de vida de los colombianos, se debe seguir investigando.

Comunicado de la Fiscalía sobre la “Operación Quirofano” o “Bolsillos de Cristal”…

Decimos lo que otros callan
Cargando...

Deja un comentario