Leonidas Bustos, “El Jefe” del Cartel de la Toga

El expresidente de la Corte Suprema  fue acusado ante la Comisión de Acusación de la Cámara por el congresista investigador Edward Rodríguez, como el cérebro de una red delincuencial, junto con el exfiscal anticorrupción Luis Gustavo Moreno, que cobraba por  amañar los procesos penales. Es el mayor escándalo de corrupción de la justicia colombiana.

Las reuniones  entre el entonces presidente de la Corte Suprema, Leonidas Bustos Martínez y su pupilo, el extraditado exfiscal anticorrupción Luis Gustavo Moreno, para amañar grandes procesos penales y cuadrar los millonarios negocios dentro del Cartel de la Toga de la justicia, se hacían en el apartamento del poderoso exmagistrado y a altas horas de la noche cuando ya su equipo de seguridad se había marchado. Algo bien planeado para no dejar evidencias, digno de capos de la corrupción.

Este es uno de los detalles que descubrió la investigación que presentó ante la Comisión de Acusación de la Cámara de Representantes, el congresista del Centro Democrático Edward Rodríguez, quien acusó formalmente a Bustos de ser el principal cérebro del Cartel de la Toga, el “jefe” de una red criminal que negociaba las decisiones en los procesos penales de la Corte a cambio de grandes sumas de dinero. El representante presentó un escrito formal con 38 testimonios, 58 pruebas documentales y 17 informes de policía judicial sustentando su versión.

- Publicidad -

Puede ver la acusación completa contra Bustos  AQUÍ.

Las visitas a altas horas de la noche

Un testigo llamado “Vadith Orlando Gómez ratificó que las visitas de Luis Gustavo Moreno al apartamento de Bustos, sospechosamente se realizaban a altas horas de la noche cuando el exmagistrado ya no tenía su cuerpo de seguridad”, indica el informe de Rodríguez.

En dicha acusación están los testimonios del propio exfiscal Luis Gustavo Moreno, condenado en Estados Unidos por corrupción y dispusto a colaborar con la justicia colombiana a cambios de beneficios, e inclusive, delatando a su mentor Bustos; su amigo el abogado Luis Pinilla (conocido como El Porcino); el exsenador cordobés Musa Besaile, también preso por corrupto; al igual que los audios de las interceptaciones realizadas por al agencia estodounidense contra las drogas DEA.

Los regalos para Bustos

El informe sostiene que Bustos recibía constantes regalos de su alfil Moreno, como muestras de cariño por los jugosos negocios que ambos ejecutaban eficientemente. Así lo certifica la declaración de un empleado de la Joyería Cartier, del Centro Comercial Andino, quien confirmó que Bustos era “la persona que acompañó a Luis Gustavo Moreno en ese local, y sobre quién se le atribuyó el apelativo del ‘profe’ y destinatario final del accesorio de lujo”. Moreno compró en el citado local un reloj avaluado en cerca de $50 millones y se lo obsequío a Bustos, a cambio de los favores.

Según el representante Rodríguez, “están probados los hechos, como la participación de Bustos en una organización criminal integrada por funcionarios y particulares, para conseguir decisiones contrarias a Derecho, a cambio de coimas y dádivas”.

Cabe recordar que el llamado Cartel de la Toga lo dirigían especialemente magistrados y exmagistrados de la Suprema, que tuvieran acceso a procesos penales de única instancia en esa Corte, contra personalidades con fuero como congresistas.

Se trata de un expresidente de la honorable Corte Suprema de Justicia. Por esa razón, el estándar de exigencia legal y moral de comportamiento en su caso es mucho más alto que el de un ciudadano cualquiera”, dice el congresista en su informe refiriéndose a Bustos.

El mayor escándalo de corrupción de la justicia colombiana apenas está por comenzar…

- Publicidad -
Cargando...

Deja un comentario