Los camiones viejos de Petro que le produjeron miles de millones de pérdidas a Bogotá

Compártelo:
Más de $74 mil millones se perdieron con los camiones viejos de basura de Petro.

Una historia para no olvidar. Los capitalinos todavía recuerdan cuando el  entonces Alcalde de Bogotá, Gustavo Petro Urrego, anunció con platillos la contratación de una flota de carros para recoger las basuras que desbordaban la ciudad por los malos manejos administrativos.

Fueron 278 camiones de basura, que costaron cerca de 80 mil millones de pesos, que se compraron en la gestión de Petro para cumplir con el grave lío del aseo en el Distrito, algo que transtornaba la imagen del otrora mandatario y su plan de gobierno llamado «Bogotá Humana».

En su época, Petro enfatizó a boca llena que su flota, muy cuestionada, era lo mejor de Colombia. Veamos…

El programa petrista se llamaba «Basura Cero» y esos camiones viejos, con muchos problemas técnicos, fueron traídos en 2012 a la Capital por la empresa Aguas de Bogotá SA ESP.

Sin embargo, la operación falló por la inutilidad de los vehículos.

Aclaremos que los 278 vehículos le costaron a Bogotá exactamente $78.000 millones y en 2020 solo se pudieron subastar 78 camiones, logrando recaudar $3.600 millones. El resto están en muy mal estado y se chatarrizarán para sacar algo más de dinero.

Es decir, el Distrito  solo ha recuperado 3.600 millones de pesos de esos $78.000 millones. Lo que deja un pérdida de unos $74 mil millones en el negocio de los citados carros, que hoy duermen en el olvido, a la intemperie, llenos de maleza y corroídos del óxido por el paso del tiempo.

 

EL EXALCALDE PEÑALOSA LO CONFIRMÓ

Recordemos que en su momento, el saliente alcalde Enrique Peñalosa,  informó que desde desde agosto de 2019, inició el contrato para la venta y chatarrización de estos vehículos recolectores de Petro, que han sido objeto de muchas críticas por su mal estado.

A través de Twitter, Peñalosa ratificó que solo se habían vendido los 78 camiones en 2019 por $3.630 millones, en una subasta que llevó a cabo la Empresa de Acueducto y Alcantarillado de la Bogotá. El comprador fue la firma SUPEBID.

«La pasada alcaldía compró muy caros 278 camiones viejos y en pésimo estado para el servicio de aseo. Costaron 78.000 millones de pesos«, escribió Peñalosa cuando hizo un balance de su gestión en el tema del servicio de aseo y al presentar su nueva flota de camiones de recolección de basura para la Capital.

 

Este es el trino de Peñalosa:

 

Así presentó Peñalosa sus camiones de aseo, que actualmente prestan el servicio en Bogotá.

Como se dijo, en dicha subasta se recogió poco dinero,  pero hay un grupo de 120 camiones que está sometidos a chatarrización, proceso en el que se fijó un precio por kilogramo de chatarra en 714 pesos y en el que la ciudad también espera recaudar algunos recursos para que la pérdida no sea tan grande. El tema estaba a cargo de la empresa Sidenal.

No obstante, se desconoce en qué terminó el caso, porque hubo cambio de administración con la entrada de la alcaldesa Claudia López y por la pandemia del Covid-19.

Por el tema de las basuras, Petro  fue investigado y sancionado por la Procuraduría durante la era de Alejandro Ordóñez y también por la Contraloría de Bogotá, cuando estaba en el cargo Juan Carlos Granados.  Sin embargo, el dirigente de la izquierda  acudió a instancias internacionales y se zafó del escándalo.

Petro siempre argumentó un persecución política de su opositores, que según él, quería desprestigiarlo y truncar su carrera política.

Lo cierto es que los camiones viejos de la «Bogotá Humana» le causaron un detrimento patrimonial a la ciudad de miles de millones de pesos.

Compártelo:
Imagen por defecto
Sixto Alfredo Pinto

Director de La Otra Cara. Investigador, Periodista y Escritor.


8 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

  1. Si Petro Hubiera Sido el peor Alcalde de Bogotá. No hubiera Sacado caSi un 1.000.000.000 de votos Tiplicando y Cadrplicando a loS demaS CandidatoS a la PreSidencia, y tan Solo en Bogotá. #Petro mi PreSidente:2.022 lo decreto en el nombre de JeSus. @77..C.B.C.bendecido por DioS.

  2. Su articulo es viejo, pero estas siriviendo como un filtro de inteligencia del pais y su poblacion, vi los comentarios y no son buenos igual que el mio, ya que tienes disque una noticia desde el año pasado pero es tan amañada y falsa que quieres hacer lo mismo que RCN y Caracol y los demas seguidores del establecimiento. MIJO COLOMBIA DESPERTO Y CON ESA NOTICIA QUEDA USTED COMO UN REBERENDO CU10

  3. No fueron comprados, fueron alquilados y en su estado original funcionaban hasta que la Dian, los dejo oxidar, por no permitir reexportarlos, durante el paro agrario, ahora la Dian tiene que pagar, por su motivación de restringir operaciones, cuando ella misma restringió la circulación por el paro del momento.

  4. Juan Robledo usted está haciendo una descripción literal de lo que es usted argumente no diga pendejadas que demuestran su mediocre inteligencia

  5. Señor Sixto Alfredo Pinto, investigador y periodista. Lo invito a que haga una investigación seria y rigurosa, para que no diga verdades o mentiras a medias. Aunque el artículo es de febrero, sigue siendo noticia para los detractores de Petro. La Dian aceptó que hubo falsas motivaciones y malos procedimientos al no dejar ingresar esos camiones a Bogotá. Por lo tanto accedió a una indemnización para Petro por el mal causado. Sea más riguroso y no parcialice con fines políticos la verdadera noticia.

  6. El comentario de Laura tiene toda la razón, detrás de todo esto hay intereses políticos. Es verdad que la DIAN negó la reexportacion de estos camiones que estaban con licencia de operación temporal en el país.

  7. Hampon guerrillero inepto entonces ahora tiene la verdad única..y lo que le demuestran como cachifo de castro chavismo..y demás que hampon agitador de bobos…director del paro y demás..comunista hampon..

  8. Jajajajajajaja qué artículo más amañado! Su prueba es que «el exalcalde confirmó» y ni siquiera habla de lo que la DIAN le va a tener que pagar a Petro resultado de su persecusión.