Por escándalos de corrupción tuvo que renunciar Directora de Caprecom

La Otra Cara reveló en primicia una serie de escándalos de corrupción en esta entidad estatal que llevaron a la dimisión del cargo a Luisa Fernanda Tovar. Este artículo sobre su renuncia fue publicado por nuestra revista el pasado 2 de octubre de 2015, pero la funcionaria por soberbia aplazó su salida hasta el pasado 13 de noviembre.

A raíz de las reiteradas denuncias de La Otra Cara sobre la corrupción de la contratación a dedo en la Caja de Previsión Social de Comunicaciones (Caprecom) debió renunciar Luisa Fernanda Tovar Pulecio, la directora general de esa entidad, que es la única EPS pública del país y se encarga de prestar servicios de salud a los empleados del Estado.

Tovar Pulecio no aguantó la presión de las constantes denuncias de nuestro medio, de uno de los sindicato interno y de funcionarios honestos de la entidad. Hasta tuvo que soportar un debate de control político en el Congreso de la República por la corrupción en Caprecom y en la que fueron expuestas varias publicaciones de nuestra revista.

Uno de los temas irregulares que agobia a la Caja es la contratación sistemática y a dedo por miles de millones de pesos con las cooperativas Cooperamos y Coopservicios, de Manizales, de propiedad de los primos César Augusto Aristizábal Giraldo y Juan Carlos Giraldo Bernal para suministrar (o tercerizar) personal y manejar toda la nónima de la entidad, tanto administrativa como asistencial  lo cual está relacionado con el servicio médico. Tal  como lo reveló en primicia nuestro portal en el artículoEl Cartel de la Corrupción de Caprecom, el más grande de ColombiaEn este caso hay que afirmar que las mismas cooperativas también están implicadas en la pérdida de más de 500 mil millones de pesos de sus ahorradores y empleados de Caprecom.

- Publicidad -

Esto fue revelado en una auditoría forense que contrató  la misma saliente directora nacional de la entidad, Luisa Fernanda Tovar, para Caprecom el 10 de diciembre de 2013 con el número 0327, que le costó 4.563 millones de pesos, con la destacada empresa JAHV McGregor S.A., que hace parte de la llamada Unión Temporal Auditoría Forence. Este estudio verificó la situación de los contratos en la Caja teniendo en cuenta sólo los años 2010, 2011 y 2012, en los cuales se descubrió que a las dos famosas Cooperativas les dieron negocios por cerca de 500 mil millones de pesos.

Inexplicablemente esta Auditoría fue ocultada o “engavetada” por la propia Tovar, quien la mandó a realizar, al parecer por los graves hallazgos que se hicieron sobretodo en el tema de los contratos a dedo entregado a las Cooperativas de los Giraldo.  La funcionaria, por el contrario, intentó desacreditar el estudio de JAHV McGregor S.A, que se sostuvo en los resultados de su estudio, el cual soportó con pruebas de los múltiples contratos adjudicados  a  Cooperamos y Coopservicios. Ver “Todo tiene pruebas”, le responde la Auditoría Forense a Caprecom. 

Ahora en los pasillos de Caprecom se dice que ese fue uno de los motivos de la renuncia de Tovar, la cual habría sido exigida por el Gobierno Nacional desde hace un mes, ante la grave crisis que afronta la citada EPS, pero ella alargó su salida para no darle el gusto a nuestra revista que fue el primero en informar sobre su retiro y ha liderado las denuncias sobre las irregularidades en esa empresa pública.

De igual forma, se fue de la entidad la Subdirectora Administrativa.  Además fueron removidas de sus cargos a otros puestos Consuelo Ovalle, directora de Control Interno, a la que Luisa Fernanda Tovar responsabiliza por no alertar sobre las anomalías con las cooperativas, y  la Subdirectora de IPS Nacionales Omaima Fraija.

El lío de las Cooperativas, motivó la renuncia

A pesar de los jugosos contratos, los dueños de las Cooperativas no satisfechos con el monto de los negocios, les enviaron hace unos meses unos Derechos de Petición a Caprecom cobrándole 16 mil millones de pesos, argumentado que la Caja les debía esos dineros por sus servicios prestados y el no pago de esos recursos habría sido uno de los motivos por el cual las empresas de los Giraldo entraron en liquidación voluntaria en el año 2013 y dejaron de prestar sus funciones a la entidad. Ver “Un extraño derecho de petición para ejecutar a Caprecom”. 

Recientemente, también realizaron unas tutelas masivas para el mismo fin: atacar a la diezmada entidad estatal.  Lo cual fue denunciado por nuestro medio en la nota: “La tutelatón que utiliza Coopservicios para sacarle dinero a Caprecom”.

Al tomar la decisión de entrar en liquidación las Cooperativas afectaron a más de tres mil asociados laborales, que ahorraban en estas, y a quienes defraudaron porque no les devolvieron sus dineros, ni prestaciones de ley. Rompecabezas que la Fiscalía General de la Nación y su Unidad Anticorrupción están armando.

El caso de Caprecom llegó al Congreso por medio del parlamentario de la Alianza Verde, Óscar Ospina Quintero, quien se atrevió a decirle de frente a la saliente directora Luisa Fernanda Tovar sus errores al mando de la entidad y cómo ese organismo prestador de salud lo absorvió la corrupción, ante el silencio de la funcionaria que descargó la responsabilidad del caso en los ex directores Mario Andrés Urán, quien adicionó 84 mil millones en contratos periódicos  para las Cooperativas, y Carlos Tadeo Giraldo, quien les entregó, según él le dijo en carta a nuestro portal, negocios por unos 25 mil millones a las mencionadas firmas, las cuales llegaron a facturar más de un billón de pesos en varias administraciones. Tovar insistió en que la responsabilidad de esas anomalías la tienen que asumir las administraciones de Urán y Giraldo.

Esta es la intervención del congresista Óscar Ospina:

Estas mismas cooperativas de César Aristizábal Giraldo defraudaron a más de mil empleados del Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario (Inpec), a quienes no les devolvieron un promedio de entre seis y siete meses de trabajo.  Lo cual es motivo de investigación de los organismos de control colombianos. Tema que además será motivo de una próxima publicación de nuestro medio de comunicación.

Siguen rondando varias preguntas en este caso de corrupción de Caprecom: ¿Dónde fueron a parar los dineros de las Cooperativas contratistas? ¿Dónde están los políticos, funcionarios, abogados y Directores de la entidad que cobraban el 30 por ciento para pagar las cuentas a los acreedores, según lo reveló el congresista Óscar Ospina?  ¿Dónde están los organismos de control en estos casos? ¿Qué  ha pasado con los antiguos directores de Caprecom y los representantes legales de las cooperativas mencionadas? 

Por Sixto Alfredo Pinto

Director La Otra Cara Periodismo-Investigativo

- Publicidad -
Cargando...

Deja un comentario