Nadie sabe cuántos cultivos de coca erradicó la ONU con los contratos multimillonarios que le dio Santos

Mision de la ONU

 

Santos firmó con esa misión extranjera un convenio por más de 350 millones de dólares para mantener a su personal en Colombia. Antes de dejar el cargo en el 2017, les dio dos contratos, uno de $60 mil millones y otro por 91 mil millones (este último con adicción de 30 mil millones) para erradicar coca. Sin embargo, las plantaciones aumentaron en esa época. Lo que si es claro es que la ONU no apoyó gratis el Acuerdo de Paz.

 

Un año antes de dejar el poder, el presidente de Colombia Juan Manuel Santos le dio un costoso contrato a la Organización de Naciones Unidas (ONU) para erradicar cultivos ilícitos en nuestro país.

El contrato fue firmado el 20 de septiembre de 2017 (para finalizar el 30 de junio de 2018) por la no despreciable cifra de $60 mil millones durante 9 meses con la ONU para acabar con las plantaciones ilícitas en todo el territorio nacional.

ONU

- Publicidad -

Recordemos que la ONU estuvo de garante durante el Acuerdo de Paz entre el gobierno de Santos y la guerrilla de las Farc en La Habana, Cuba. Hasta apoyó la salida de los jefes de la subversión, desde las selvas colombianas, rumbo a la isla y luego certificó o verificó la dejación de las armas de los violentos rebeldes.

Pero ahora los colombianos saben que ONU no hizo el acompañamiento del citado proceso gratis, sino que sus servicios, especialmente su presencia para legitimar los diálogos habaneros, tuvieron un alto costo para las finanzas del Estado.

Recordemos que en noviembre de 2017, el Director de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC, por sus siglas en inglés), Yury Fedotov, y el Consejero para el Posconflicto santista, Rafael Pardo, firmaron en Viena (Austria) un acuerdo o convenio para fortalecer el monitoreo de la reducción de cultivos ilícitos en el país.

El convenio, cuya vigencia fue de cuatro años, canalizaría recursos por más de 315 millones de dólares, de acuerdo con la Consejería del Posconflicto.

Los funcionarios de la ONU, dentro del programa de sustitución voluntaria de las siembras ilegales, serían los encargados de vigilar que las familias cocaleras que firmaron acuerdos con el Gobierno para entrar a esa política, erradicaran efectivamente los plantíos.

Es decir, que mantener a los hombres o personal de la ONU, le valió a nuestro país más de 315 millones de dólares, dinero que salió del bolsillo de todos los ciudadanos nacionales para las arcas de esos funcionarios o asesores extranjeros.

El propio Santos dijo que la meta solo eran 50 mil hectáreas de hoja de coca de manera forzosa.

Sin embargo, hay una sola pregunta básica: ¿Cuántas hectáreas de hoja de coca erradicaron o ayudaron a erradicar los funcionarios de la ONU en Colombia?

OTRO MILLONARIO CONTRATO PARA AYUDAR A ERRADICAR

En la administración Santos también existió otro gigantesco contrato otorgado a la ONU para “Dar continuidad a la implementación y puesta en marcha del esfuerzo de sustitución voluntaria y concertada de cultivos ilícitos para la transformación, renovación, desarrollo integral de los territorios en Colombia”.

El multimillonario negocio se lo entregó el Fondo Colombia en Paz (No. AF002) por un valor de $91.424.305.833 y se firmó el 22 de diciembre de 2017.

 

Como si faltara poco, el Gobierno santista le dio a la Organización de Naciones Unidas una adición a este contrato por $30.930.448.436, el 26 de enero de 2018, antes de salir de la Casa de Nariño el citado exmandatario colombiano. Aunque no se conoce a ciencia cierta cuánto dinero se le dio la ONU, se habla de cantidades escandalosas.

Lo cuestionable del asunto es que hasta la fecha no se han conocido las cifras de la erradicación de cultivos ilícitos que realizó el personal de la ONU con esa semejante cantidad de dinero colombiano.

Por el contrario durante la administración de Santos las plantaciones de coca aumentaron hasta sobrepasar las 280 mil hectáreas y en esa época se decía que el país nadaba en un mar de la hoja maldita, utilizada para la producción de la droga.

Al parecer, por esas grandes razones económicos, es que la misión de la ONU siempre estuvo interesada en que se firmara y se respetara el Acuerdo de Paz. Hasta abogó por los jefes de las Farc y no por las víctimas de ese grupo violento, como cuando mostró su preocupación por la salud de Jesús Santrich en momentos en que este hizo una huelga de hambre como parte de su plan de fuga, que al final se dio, luego de ser requerido en extradición por narcotráfico en Estados Unidos.

En definitiva, lo de Santos con los dineros públicos fue un verdadero despilfarro para la Patria, por donde se le mire…

Decimos lo que otros callan
Cargando...

1 COMENTARIO

Deja un comentario