Periodistas en la mira, por el “Cartel de los reintegros en la Policía”


 

Se avecinan medidas de la Fiscalía en el caso del llamado “Cartel de los reintegros de la Policía”, una red de abogados y periodistas que se dedicaban a facilitar el reintegro de uniformados, que habían sido apartados de sus cargos en la institución por corrupción o sus actuaciones poco transparentes.

Se dice, que algunos casos, los fallos judiciales que lograron se realizaron con la ayuda de oscuros jueces y magistrados,  y en ellos se determina que los hombres de esta fuerza armada hasta deben ser ascendidos. En esta organización habría implicados oficiales, suboficiales y agentes de la Policía Nacional, que en su pasado tuvieron vínculos con el narcotráfico.

Se estima que entre 2008 y 2011, la Policía tenía demandas que casi llegaban a los tres billones de pesos, de los cuáles alcanzaron a pagar $35.000 millones.

Según las investigaciones de la Fiscalía, en esta red también estarían supuestamente involucrados los reconocidos periodistas Carlos Perdomo, Miller Rubio y Juan Carlos Giraldo. El caso de los comunicadores no es formal y sólo está en etapa de averiguación para determinar si, al parecer, tuvieron nexos con dicho grupo ilegal.

Recordemos que Perdomo, luego de salir de RCN radio al mando de Juan Gossaín, se convirtió en el eterno jefe de prensa de la Policía en la época del general Rosso José Serrano Cadena, que era el Director de la entidad.  Se afirmaba, en los reuniones de prensa, que su poder era tan grande que jamás dejó sacar en los medio una noticia negativa sobre la Policía, todas eran informaciones de grandes logros, lo que disparó la imagen de Serrano y casi lo logra “perpetuar” en el cargo. Rubio, fue empleado durante años del Noticiero CM&.

De acuerdo con las primeras hipótesis de la Fiscalía, presuntamente, el papel de los periodistas Carlos Perdomo y Miller Rubio, era hacer el contacto con medios. “Sacan información de la Policía para venderla al mejor postor”, dicen los investigadores de Ente Acusador, de acuerdo con la WRadio.

Carlos Perdomo
Miller Rubio

 

Además aparecen nombrados en el expediente varios abogados como Ferney Camacho, Jesús Vergara y Daniel Geovany  Neira Ríos, este último es retirado de Policía.

Neira Ríos afirma que todo se trata de una constante persecución desde la Policía porque ha realizado varias denuncias de corrupción en esa entidad pública, utilizando videos que sube a YouTube. En uno de estos clip, el abogado hasta pide protección a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos de Washignton (Estados Unidos) para que le brinden medidas cautelares.

“A mí me tienen con un vehículo blindado de la unidad de protección porque he hecho fuertes denuncias de la Policía, lo que ha llevado a que me hagan constantes amenazas”, afirmó Neira Ríos a la WRadio.

 

Este era su movimiento

Lupa

Caracol TV fue uno de los primeros medios que denunció el hecho. Según este noticiero “luego de conocerse el retiro de un alto oficial, bien fuera por la facultad discrecional o por el llamado a calificar servicios, un grupo de abogados tomaban contacto con el uniformado, le ofrecía la posibilidad de reintegro y millonarias indemnizaciones a cambio de una comisión, o prima de éxito”.

Los abogados aseguraban tener contactos y la posibilidad de conseguir que los fallos de reintegro salieran a favor y los periodistas servían como intermediarios y hasta prometían difusión del caso a través de importantes medios de comunicación.

La Policía se percató del hecho por algunas sentencias que no parecían apegadas al derecho y eso, llamó la atención de los encargados administrativos en la institución.

“El ejemplo palpable se encuentra en la demanda de reintegro que ganó el mayor en retiro Carlos Andrés Mesa Carrillo, desvinculado por la facultad discrecional, detenido y condenado en EE.UU., donde se convirtió en testigo de la DEA. Aun así demandó, ganó y el Tribunal de Cundinamarca ordenó reintegrarlo además de pagarle $476 millones de pesos. La Policía logró suspender este fallo a través de una acción de tutela”, dice Caracol.

“Incluso detectó que una oficial retirada del servicio Adriana Patricia Calle, que demandó y ganó, resultó ser la esposa del periodista Carlos Perdomo, señalado de participar de este cartel. Esa demanda, como las otras, de dudoso fallo, fueron atajadas con tutelas radicadas por la Policía, que hasta el momento dejan 12 sentencias revocadas a favor de la institución”, agrega el informativo.

Pronto se conocerán decisiones sobre este caso escandaloso en la Fiscalía.

Decimos lo que otros callan
Cargando...

Deja un comentario