“Tu Viaje Interior: reflexiones para un nuevo camino”


 

Cuando las cosas son claras son doblemente mejor. La primera acción que debemos tener presente todos los días es la gratitud, acompañado de un corazón humilde que sin mayores expectativas puede entregar la vida al cuidado de Dios, esa fuerza amorosa que siempre tendrá mejores planes para nosotros. Por eso, la oración y la meditación son instrumentos que nos regresan al centro espiritual, en donde a pesar de cualquier prueba, crisis, señalamiento o ataque exterior, contamos con la paciencia y sobriedad necesarias para salir adelante.

Ahorrar vibraciones energéticas armónicas y positivas es una de las mejores inversiones de la existencia. Para permanecer serenos en nuestro “Viaje Interior “, es importante tomar conciencia y reforzar a nivel físico la necesidad de vivir en el aquí y en el ahora sin la preocupación por el futuro, es decir, enfocarse en una sola cosa a la vez según las prioridades de cada día. Así mismo, en el área emocional debemos tener en cuenta que sin alegría y pasión, es imposible conseguir los objetivos más simples que nos propongamos. Recuerda que el mayor pecado es no ser feliz; y el segundo, no querer o no poder expresar nuestros sentimientos de amor.

Por otra parte, en el ámbito mental, ten claro quién eres, lo qué quieres y cómo utilizar tu inteligencia para conseguir todas las metas y objetivos propuestos. Finalmente, en la parte espiritual tenemos la responsabilidad de afianzar nuestra esencia, erradicando el ego, la necesidad de poder y control sobre los semejantes. El servicio es una manera de encontrar el propósito sagrado, la clave es buscar el progreso y no la perfección, para llenar el vacío existencial y renacer a nueva versión de sí mismos.

Por: Armando Martí 

http://www.armandomarti.com

Decimos lo que otros callan
Cargando...

Deja un comentario