El Eje del Mal existe y se llama Marxismo

Marxismo
El principo del marxismo es la mentira.

 
Ariel Peña

Hace pocos días  la alcaldesa de  Bogotá  Claudia López, en una rueda de prensa con medios internacionales, dijo que el eje del mal  internacional era  algo absolutamente infundado, haciendo referencia a las movilizaciones que se realizan; aunque no se debe desconocer la justeza de  la genuina lucha  por las reivindicaciones sociales a la que no hay que colocarle signo político partidista alguno;  sin embargo cuando la alcaldesa  se refiere a que no existe el eje del mal, ahí si la cosa cambia, o ¿qué ha sido el marxismo cuya doctrina en  su  aplicación práctica es responsable del asesinato de 140 millones de personas en el último  siglo y que se expresa en el foro de Sao Pablo que se reunirá en Caracas del 22 al 24 de enero, para impulsar acciones desestabilizadoras en  Latinoamérica?

A lo anterior hay que agregar que en Colombia existen varios partidos de lo que llaman izquierda, que están afiliados a la internacional comunista del foro de Sao Pablo, y que lo único que hacen es barnizarse para que  no los identifiquen como comunistas, pues sus dogmas marxistas permanecen intactos, así digan que hay que dejar atrás el siglo XX y entrar definitivamente al siglo XXl;  y lo hemos  observado también  con el dictador Nicolás Maduro quien el pasado 14 de enero  en una perorata trasnochada ante su pandilla denominada asamblea nacional constituyente, usando el principio marxista de la mentira, prácticamente consagró a Venezuela como el “·paraíso terrenal” en donde no hay hambre, ni represión, ni torturas, ni existen cerca de 5 millones y medio de refugiados en los países vecinos de los cuales muchos están pidiendo limosna, lo que demuestra que si hay un eje del mal que es enemigo de la humanidad y busca someter a los demás mortales a su instintos perversos con la violencia y la mentira.

La bestialidad marxista se fundamenta en  la  irracionalidad y el delirio, pues  desde que apareció el manifiesto comunista en 1848, se  exaltó a  la violencia como la partera de la historia, la cual según esa  deformidad hay que practicar porque otros la han utilizada en el pasado, invitando a los seguidores de esa  corriente cruel a asumir el salvajismo, en donde la razón desaparece. Toda esa perversión es  para alcanzar el poder político y someter a los pueblos  a la dictadura.

- Publicidad -

Immanuel Kant (1724-1804) en sus tratados sobre  la critica a la razón pura, censura la practica sin ética, desde el punto de vista de la teoría del conocimiento o epistemología, recogiendo aspectos fundamentales para defender la razón como son:  la moral, la estética, la teología, la doctrina de la virtud y la misma ética, puntos cardinales que deben estar presentes en el  comportamiento de la sociedad y el individuo, pero  que son antagónicos al esperpento marxista leninista, cuyo interés es alcanzar la burocracia del Estado usando cualquier medio, para que su élite parasite a perpetuidad.

En contraposición a  los valores que  expone Kant, el comunismo totalitario o marxismo, con personajes siniestros como Lenin y el “che” Guevara, hacían la sublimación al terrorismo para esclavizar a los demás seres humanos, aunque el primero rechaza el terrorismo individual, lo justifica cuando lo ejecuta el partido llamándolo guerra revolucionaria; y el asqueroso  criminal cubano-argentino defendía el terrorismo diciendo “ un revolucionario tiene que convertirse en una fría máquina de matar” y además afirmaba “ tenemos que crear la pedagogía de los paredones de fusilamiento, y no necesitamos pruebas para matar a un hombre”, también esa bestia invitaba a poner bombas en cualquier lugar donde se encuentren los enemigos sin importar quien muriera.  A los anteriores individuos como terroristas del marxismo se deben de añadir a  Pol Pot, Stalin, Mao Zedong, Kim Il Sung, Fidel Castro y en Colombia a las Farc y el Eln.

Antonio Gramsci comunista italiano  le hacía alabanzas a la irracionalidad, despreciando la lógica y la moral para afirmar que no se necesita de la razón, sino que lo importante es ganarse mediante el engaño a los sectores mas ignorantes y atrasados de la sociedad para conquistar el poder y perpetuarse en el, de la misma manera hace algún  tiempo el cura  brasileño Frei Betto quien representa a la teología de la liberación, confirmaba las afirmaciones  de Gramsci diciendo que no se necesitaba de la razón. Quedando patentado que tanto en el comunismo totalitario tradicional como en el marxismo cultural la razón no tiene cabida.

Comunistas totalitarios en Colombia, acuden al argentino Ernesto Laclau(1935-2014) considerado un postmarxista para tener un nuevo disfraz tomando una supuesta   democracia radical basada en el hegemonismo de la  cúpula marxista, en donde la opresión en contra de  las masas sigue siendo la premisa fundamental, pero mencionando un pluralismo agonístico, teniendo siempre como estrategia el socialismo o sea que eso continua siendo el mismo toxico con diferente presentación.

El eje del mal internacional no es ninguna ficción, sino una realidad encabezado por el marxismo,  que ha agraviado a varios pueblos del mundo con su proceder y  que en Colombia por no haberlo enfrentado ideológicamente desde hace varias décadas, se da el  lujo de engañar a la juventud y a sectores populares, por lo que la democracia liberal  que según las fabulas comunistas es “burguesa”, debe desarrollar tareas de concientización especialmente en la academia, para desenmascarar al  comunismo que es una maldición para la tierra, pero artificiosamente continua tramando, por ello hay que hacer mención a la Biblia en el libro de Proverbios, que dice: “ Hay camino que al hombre le parece derecho, pero al final es el camino de muerte”.

Decimos lo que otros callan
Cargando...

Deja un comentario