Piden a la Corte Constitucional proteger a 300 niños discapacitados en Córdoba


 

Ante la Corte Constitucional se presentó la revisión de una Acción de Tutela para proteger a 300 niños pobres y discapacitados de Córdoba por la empresa FUNTIERRA REHABILITACIÓN IPS S.A.S., con sede principal en Montería, a  la cual la Gobernación de ese departamento le paró los respectivos pagos, lo que afecta a dichos menores debido a la falta de atención oportuna.

La Acción de Tutela, en calidad de solicitud ciudadana, está para la revisión del Alto Tribunal. Esta fue interpuesta contra la Gobernación de Córdoba y el Ministerio de Salud, con el fin establecer la protección de aquellas personas que por su condición Económica, Física o Mental se encuentran en circunstancias de debilidad manifiesta y que constitucionalmente deben ser protegidas.

En este caso, el Estado está obligado a sancionar  los abusos o maltratos  que contra esas personas vulnerables se cometan, lo cual  parece que es desconocido por el ente departamental ya que sin justificación alguna dejó de emitir  las autorizaciones para realizar los pagos concernientes a FUNTIERRA por la prestación de los servicios.

La acción se presentó inicialmente ante la justicia, el 22 de Julio de 2016,  y fue respaldada por las señoras LEIDIS GARAVITO GÓMEZ, LUZ MEVI MEJÍA, SILVIA MESTRA GALVIS e IVIS MONTERROZA, identificadas con Cédula de Ciudadanía Nº 78.032.526, 26.203.902, 39.156.680 y 1.067.838.167, respectivamente, en representación de sus niños en condición de discapacidad en Córdoba que reciben el servicio de la empresa.

Estas personas escogieron a FUNTIERRA invocando el Principio de Libre Escogencia y avalaron la tutela de la empresa con el fin de que se les amparen los derechos a sus hijos para que estos puedan seguir siendo atendidos por la citada firma, que además incluye la alimentación de los menores.

Recordemos que FUNTIERRA, es una Institución Prestadora de Servicios de Salud, identificada con número de Nit 900298276-1,  que opera en Córdoba desde el año 2009, con Licencia de funcionamiento del Bienestar Familiar para la atención de discapacidad en programas de modalidad Semi interno y modalidad externa y está habilitada por la Secretaria de Salud Departamental para la prestación de servicios de salud tales como: TERAPIA FÍSICA, TERAPIA OCUPACIONAL y TERAPIA DE FONAUDIOLOGÍA.

Sin embargo, debido a la falta de autorización de la Gobernación, FUNTIERRA tuvo la necesidad de hacer un cierre temporal de sus servicios, desde el  pasado 1 de julio del presente año, porque la Secretaría de Salud Departamental, bajo la dirección de JOSÉ JAIME PAREJA ALEMÁN, no ha entregado las AUTORIZACIONES DE SERVICIOS DE SALUD correspondientes a los meses de Junio de 2016, y a la fecha adeuda los meses de FEBRERO A JUNIO del 2016, octubre, noviembre y diciembre del 2015, septiembre y diciembre del 2014.

Lo anterior produjo una insolvencia patrimonial de la empresa, el retiro forzoso de empleados que llevaban más de 5 años vinculados a la firma y como daño principal la suspensión de la continuidad de los tratamientos de los menores discapacitados que eran atendidos por FUNTIERRA y que actualmente no están recibiendo atención ya que esta IPS es la única que cubre esos servicios de salud en Córdoba.

La tutela es la única salida que tiene la empresa para seguir funcionando y las madres de los niños discapacitados de Córdoba para seguir teniendo un servicio médico fundamental para sus vidas.

Puede ver la Tutela de FUNTIERRA y las madres de los niños Discapacitados de Córdoba AQUÍ.

Decimos lo que otros callan
Cargando...

Deja un comentario