Vicky Dávila y Gustavo Rugeles, víctimas de la dictadura judicial 


 

El nivel de corrupción y el absurdo en las decisiones judiciales alcanzaron un nivel sin precedentes en Colombia. Mientras la Corte Suprema puso preso al expresidente Álvaro Uribe basados en un montaje judicial, sus subalternos, los jueces que tramitan y abusan de las acciones de Tutela, la emprendieron contra dos periodistas que han ayudado a desbaratar ese entramado judicial que ya investigan formalmente las autoridades de los Estados Unidos.

Primero fue Gustavo Rugeles. La juez 31 Penal del Circuito de Bogotá, Betulia Orduña Holguín, ordenó el arresto del director de El Expediente por haber publicado un derecho de petición con 50 preguntas al entonces director de la Unidad Nacional de Protección (UNP), Pablo Elías González. En el Derecho de Petición habían preguntas relacionadas con su actividad como funcionario público, denuncias de corrupción en la entidad a su cargo y se le pedía explicación ante los señalamientos de Hernando Gómez Bustamante, alias “Rasguño”, en relación con el asesinato de Álvaro Gómez Hurtado.

La FLIP emitió un comunicado de respaldo a Rugeles quien hace poco menos de un mes sufrió una agresión por parte de los escoltas de Juan Manuel Santos, Iván Cepeda y la cúpula de las Farc cuando intentaron impedir que hiciera su trabajo que llevó a la revelación de la cumbre secreta en el apartamento de Juan Fernando Cristo.

Horas más tarde, el turno sería para la directora de contenidos digitales de la Revista Semana, la periodista Vicky Dávila. Un juez de la República, también vía Tutela, censuró su trabajo consistente en la revelación y publicación del expediente completo del caso contra Álvaro Uribe.

La Revista Semana ha revelado una serie de piezas procesales sin edición alguna que dejan sin fundamento toda la acusación construida por la Corte Suprema de Justicia y ambientada en medios de comunicación con selectivas y amañadas filtraciones que nunca fueron objeto de censura como ahora le ocurre a Vicky Dávila.

Decimos lo que otros callan
Cargando...

2 COMENTARIOS

  1. Es absolutamente imprescindible la reforma a la justicia corrupta y apoya-criminales de este país. Esos mafistrados y jueces corruptos deben ir a la cárcel.

Deja un comentario