Ciudadanía de Medellín expulsó a silbidos y arengas a ONU, Samper, León Valencia, Naranjo y Alape


 

La Ciudadanía de Medellín demostró una vez más su valentía frente a las personas que le han hecho daño al país. En esta ocasión se demostró  cuando un grupo de personas se plantó frente al lujoso Hotel Dann Carlton y a punta de silbidos y protestas hicieron salir de esas instalaciones al ex Presidente de Colombia, Ernesto Samper; al ex general de la Policía y actual Vicepresidente del país, Óscar Naranjo; a varios delegados de la ONU; al ex guerrillero y columnista Leon Valencia; y al temible jefe de las Farc Pastor Alape. Estaban comiendo y bebiendo a manteles en medios de risas, en el marco de un evento por la paz.

La ciudadanía les gritó: “Colombia se respeta, fuera terroristas, ahí está este señor Pastor Alape, el principal secuestrador y violador de la guerrilla de las Farc”.

 

- Publicidad -

El video lo subió a la red social Facebook Luis Emilio Arboleda Arenas.

La gente también protestó contra los miembros de la Organización de Naciones Unidas (ONU) por no ser imparciales en el proceso y, más bien, apoyar a las Farc con quienes baila y pasa ratos amenos en las llamadas Zonas de Verificación. Recordemos que este grupo rebelde hasta tiene secuestrado a uno de los integrantes de la ONU, lo cual no parece importarle a estos extranjeros.

La ciudadanía les gritó: “Fuera, alcahuetas aspiciadores del terrorismo, fuera la ONU de Colombia, bandidos, sigan bailando con esos sinvergüenzas”.

El video lo subió a la red social Facebook Luis Emilio Arboleda Arenas.

Los hombres de las Farc ahora se pasean por toda Colombia,  dictado charlas, cátedras, conferencias y foros, aplaudidos por su seguidores, pero cada día encuentran resistencia inesperada que les demuestra que el país no olvida sus atroz violencia, máxime cuando han incumplido el pacto con el Gobierno Nacional, pues no han entregado sus armas, no se han desmovilizado  totalmente, no han entregado sus bienes, siguen en el negocio del narcotráfico, la extorisión y el secuestro, no ha devuelto a los niños que tienen en sus filas, y no han reparado a las miles de víctimas.

Cada ciudad de Colombia debería seguir el ejemplo de Medellín y rechazar a esos señores y a todos los hombres del gobierno y los políticos que se deviven por los guerrilleros y su ideología.

Por Jairo Varela 

La Sección LA CARA CIUDADANA es un espacio donde nuestros colaboradores y 
lectores escriben sus artículos y no refleja o compromete el pensamiento
ni la opinión de La Otra Cara.
Decimos lo que otros callan
Cargando...

Deja un comentario