Vivanco sigue expresando sus reservas sobre la justicia en el Acuerdo

Jose Miguel Vivanco

 
El Director de Human Rights Watch (HRW) para América Latina, José Miguel Vivanco, envió una carta al Presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, en la cual le expresa sus reservas sobre el Acuerdo de Paz con la guerrilla de las Farc y se excusó por no asistir a la firma del mismo en Cartagena.

“Lamento profundamente no poder asistir a dicho evento. (…) Como S.E. sabe, la organización a la que pertenezco y quien le escribe hemos tenido, y seguimos teniendo, serias reservas sobre el componente de justicia de este proceso de paz, así como de la extensión de los beneficios acordados en La Habana a agentes del Estado responsables de atrocidades”, escribe Vivanco en la misiva.

En el documento, firmado en Washington el 23 de septiembre de 2016, Vivanco agradece a Santos la invitación a la ceremonia de la firma del Acuerdo de Paz, programado en Cartagena, y le expresa sus reservas al respecto del contenido del pacto.

“Quisiera aprovechar esta misiva para instar a S.E. a que la legislación de implementación que se presentará en el Congreso, luego de la aprobación del plebiscito del 2 de octubre, busque limitar los defectos del acuerdo de justicia alcanzado el 15 de diciembre pasado”, pide.

“También esperamos que la Corte Constitucional, que ha cumplido un rol central en la salvaguarda de derechos y libertades, corrija los principales defectos del acuerdo de justicia”, agrega.

Vivanco, que ya había expresado anteriormente sus críticas a estos puntos del acuerdo de paz, le pide a Santos “que la legislación de implementación” debe establecer “de forma clara que criminales de guerra y de lesa humanidad no podrán participar en política o ejercer cargos públicos, por lo menos, hasta que hayan cumplido las sanciones impuestas por la Jurisdicción Especial para la Paz”.

HRW también tiene “numerosas preocupaciones sobre el Acuerdo Especial del 19 de agosto pasado y, en particular, sobre el contenido allí propuesto para la ‘Ley de Amnistía, Indulto y Tratamientos Penales Especiales'”.

La nueva Justicia Transicional implementada en el Acuerdo, que se encargará de juzgar y condenar a los miembros de la subversión y a todos los vinculados con el conflicto en nuestro país, pero que al parecer, no tiene como eje principal la pena de cárcel para los delitos atroces, es uno de los aspectos más cuestionados por HRW y por la oposición colombiana, que encabeza el ex presidente y actual Senador Álvaro Uribe Vélez.

Esa polémica Justicia se anunció dentro del Acuerdo, el 23 de septiembre del año 2015, el día en que Santos y “Timochenko”, el jefe de las Farc, se dieron un histórico apretón de manos en La Habana en presencia del presidente de ese país Raúl Castro.

“Consideramos que dicho proyecto de ley contiene serias inconsistencias que podrían utilizarse para limitar indebidamente la rendición de cuentas de responsables de graves abusos”, explica Vivanco.

Y concluye: “Sr. Presidente, nuestras críticas reflejan un profundo interés porque el país logre una paz genuina fundada en los derechos de las víctimas, un anhelo que une a Colombia y a la comunidad internacional”.

Ese punto sobre las víctimas, este se concluyó  en l Acuerdo el 15 de diciembre de 2015.

Decimos lo que otros callan
Cargando...

Deja un comentario