Está dispuesto Santos a perder a Ñoño y Musa, fichas claves para su candidato al 2018?

0
19

Santos con Musa y Ñoño (De amarillo a Izq.)

Qué pasará con el candidato del Santismo para el 2018 si caen Ñoño y Musa? ¿O moverá sus influencias ante la justicia para no sean procesados, sino después de las elecciones, para utilizarlos una vez más?

Ya la justicia puso en la mira por el escándalo de corrupción de la firma brasileña Odebrecht al popular senador de Córdoba, Bernardo Elías Vidal, conocido como Ñoño Elías. De igual forma, el nombre de su socio y paisano parlamentario Musa Besaile, también se ha sido vinculado con irregularidades denunciadas en la criticada administración del gobernador Alejandro Lyons. Los dos caciques del partido de La U han sido referenciados en los casos de los carteles de La Hemofilia y Síndrome de Down.

Resulta que estos congresistas santistas, ciento por ciento, grandes amigos y figuras claves de Juan Manuel Santos en la Costa Caribe, han sido el soporte en la zona para que este llegara a la Presidencia de la República y luego para que ganara su segundo mandato.

Santos con Ñoño, en la campaña presidencial.

Córdoba fue el segundo departamento de la región Caribe que más votos le aportó al candidato-presidente Juan Manuel Santos para su reelección.  Un total de 376.174 votos. De esos, la mitad era de Ñoño y la otra mitad de Musa.

Ñoño y Musa manejan electoral y contractualmente el departamento de Córdoba a su antojo y también extienden su poder a una parte de Sucre, César, Guajira, Bolívar y Magdalena.

Eso se debe por los miles de millones de pesos que Santos le dio en su primer mandato para que lo manejaran a su antojo, lo cual fue conocido como “la mermelada”, de la que casi no hablan los medios de comunicación ahora y que la Casa de Nariño justificó en su momento como recursos para inversión social en las regiones.

Elías tuvo partidas de $98 mil millones y Besaile asignaciones de $60 mil millones. Es decir, los dos políticos se vieron beneficiados con recursos superiores a los $150 mil millones. Dinero que nunca fue reflejado en obras en la región. No obstante, por allá se murmura que Ñoño y Musa poseen grandes propiedades, incluidos yates.

Es público que desde su irrupción como santistas, siempre han sido unos de los Senadores más votados de Colombia, pero no los más destacados ni los más trabajadores.

Son pocas las leyes que han impulsado y tampoco ha realizado ningún debate de control político, obviamente estos aplican el dicho popular… el que esté libre que tire la primera piedra, pues son varios los cuestionamientos en su contra.

Ñoño es célebre por haber ayudado a declarar patrimonio artístico y cultural de la Nación el Festival del Acordeoneros Princesa Barají de Sahagún, el pueblo natal de ambos. Y Musa, es coautor de ese mismo proyecto y de otro también con Ñoño, para declarar patrimonio histórico de la Nación a la institución educativa Andrés Rodríguez Balseiro de Sahagún… esas son sus grandes proezas, destacadas por su diario de manejo El Meridiano de Córdoba. Algunos de sus seguidores dirán que no ha podido desarrollar su intelecto parlamentario por estarse defendiendo de los constantes escándalos que les han salido a la luz pública y habría que creerles.

Los escándalos comienzan a rodear a Palacio en esta última etapa de la administración Santos. Hay que preguntarse:

¿Para salirse de esos escándalos, el Presidente será capaz de dejar solo a sus grandes barones electorales? ¿Estará Santos dispuesto a perder a sus amigos consentidos y alfiles en la política de la Costa? ¿Estará dispuesto a arriesgar los más de 300 mil votos necesarios para su candidato a la Presidencia en el 2018, quien debe continuar con su propuesta de la paz? ¿O moverá sus influencias ante la justicia para no sean procesados, sino después de las elecciones, para utilizarlos una vez más?

Santos, de espaldas, organiza las estrategias en épocas electorales con Ñoño y Musa.

Según los analistas, sin Ñoño y Musa en el escenario electoral costeño, muchas cosas pueden cambiar porque el candidato-vicepresidente Germán Vargas Lleras, ahora distanciado de Santos, acentuaría su poder político. De igual forma, el uribismo, los liberales y conservadores ganarían terreno.

La reciente petición de la Fiscalía General de la Nación a la Corte Suprema de Justicia, para que investigue las actuaciones de Ñoño en el caso de los sobornos que entregó Odebrecht para que le dieran los contratos para construir las carreteras de la Ruta del Sol, que van del interior del país a la Costa, puede ser un modo de presión para que el  hábil congresista cordobés no se salga del redil y juegue al lado de La U,  sopena de encarar a las autoridades. O puede ser un golpe maestro de estrategia política del Fiscal Néstor Humberto Martínez a favor de su amigo Vargas Lleras.

En la política colombiana todo es posible.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here