Principales riesgos de los parques naturales de Colombia

Compártelo:

Nadie duda a estas alturas de que Colombia es uno de los países con mayor riqueza biológica y paisajística del planeta. Sin embargo, al igual que sucede en muchos otros lugares del mundo, gran parte de los parajes naturales en los que se concentra están en peligro. En concreto, tal y como se desprende del programa Parques Cómo Vamos, 45 de los 59 que hay ubicados en el territorio se encuentran bajo algún tipo de amenaza. Aquí queremos analizar esta cuestión y buscar posibles soluciones.

Principales parques naturales en riesgo

Está claro que el próximo presidente de Colombia va a enfrentarse a muchos desafíos en materia medioambiental. De hecho, los 45 parques naturales amenazados a los que hicimos referencia anteriormente albergan multitud de ecosistemas en peligro. 16 de ellos están en estado crítico.

La mayor parte de estos ecosistemas amenazados se concentran en la Territorial Caribe. Ahí podemos encontrar los parques naturales de Paramillo, Tayrona, Bahía Portete Kaurrele, Corales de Profundidad y Sierra Nevada de Santa Marta, por ejemplo. Este último paraje es el que presenta mayores riesgos debido, en buena medida, a la gran afluencia del turismo y a la contaminación.

No olvidemos que, actualmente, el 14 % de la flora y fauna que hay en Colombia es de carácter endémico y solo habita en sus parajes naturales. Un hecho que avala la necesidad de brindar una mayor protección medioambiental.

¿Qué podemos hacer para proteger la biodiversidad colombiana?

Es evidente que las autoridades administrativas, gubernamentales y políticas han de trabajar para proteger la diversidad biológica del país. Sin embargo, no solo sobre ellas recae la responsabilidad. También lo hace sobre todos los ciudadanos. Estas son algunas de las principales cosas que todos podemos llevar a cabo:

  • No comprar especies exóticas. La adquisición de aves, reptiles y todo tipo de mamíferos endémicos se volvió una práctica habitual en Colombia hace algunos años. Pero, para proteger la biodiversidad de los ecosistemas, hay que abandonarla por completo.
  • Cumplir con las tres ‘erres’ ecológicas. Hablamos, en concreto, de reducir lo que consumimos, reparar y reutilizar lo que ya tenemos y reciclar los materiales cuando llegan al final de su vida útil. Solo así será posible acabar con los residuos y vivir una vida más eficiente y respetuosa con el medio.
  • Consumir productos sostenibles. Preferiblemente, de proximidad. Cuanto más cerca esté el productor menos gases de efecto invernadero se emitirán a la atmósfera y, por tanto, menos se alterará el clima que hace posible la vida de todas esas especies.
  • Extremar las precauciones al visitar los parques naturales. Por ejemplo, no arrojando basura ni otros residuos. Tampoco se debe fumar en ellos. No olvidemos que, en las épocas más calurosas, los incendios son habituales y que su impacto sobre la fauna y flora suele ser devastador.
  • No liberar mascotas en entornos salvajes. Introducir una especie nueva en un ecosistema puede alterarlo notablemente. De hecho, todos hemos escuchado alguna vez casos en los que estos animales proliferan incontroladamente y acaban con variedades locales.

A todo esto, hay que sumar acciones que son de sentido común como, por ejemplo, no interactuar con animales salvajes, no acercarnos a sus crías ni mucho menos tocarlas y seguir las indicaciones que los responsables de los parques hacen a los visitantes. Además, si tenemos la posibilidad de apoyar económicamente a asociaciones conservacionistas, mejor. Sin duda, son quienes mejor gestionan los recursos para preservar estos lugares.

En definitiva, Colombia puede presumir de tener algunos de los parajes naturales más espectaculares del mundo, además de contar con una fauna y flora únicas. Sin embargo, esos lugares y sus correspondientes ecosistemas se encuentran amenazados de forma notable, sobre todo, por la forma en la que vivimos. Prevenir desastres naturales, cambiar nuestros hábitos y realizar algunas acciones sencillas pueden marcar la diferencia entre su destrucción o su conservación con el paso de los siglos. Las siguientes generaciones nos lo agradecerán.

Compártelo:
Imagen por defecto
La Otra Cara

La Otra Cara es un portal de periodismo independiente cuyo objetivo es investigar, denunciar e informar de manera equitativa, analítica, con pruebas y en primicia, toda clase de temas ocultos de interés nacional. Dirigida por Sixto Alfredo Pinto.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.