Una ejecutiva y sus supuestos nexos con personas vinculadas a la delincuencia en Córdoba

La zona de Montelíbano, donde opera la empresa minera canadiense Cordoba Minerals, de la cual Claudia Herrera era administradora, es considerada de alto riesgo en seguridad por la presencia de grupos al margen de la ley.

 

A raíz de las publicaciones de La Otra Cara sobre las malas actuaciones de Claudia Marcela Herrera Galvis, exadministradora en Colombia de la empresa minera canadiense Minerales Córdoba SAS, varios ciudadanos contactaron a nuestro portal para hacer una delicada denuncia sobre la citada ejecutiva.

Fuentes de la región de Montelíbano en Córdoba, donde opera la firma Minerales Córdoba SAS, quienes prefirieron mantener sus nombres en reserva por razones de seguridad en la zona, les revelaron a reporteros de nuestro sitio Web que Herrera supuestamente habría tenido fuertes nexos con personas vinculadas con grupos al margen de la ley.

Recordemos que la mencionada compañía canadiense extrae y exporta oro en esta zona de la Costa Caribe considerada como de alta peligrosidad por la presencia de organizaciones delincuenciales, ya sean paramilitares o las llamadas Bacrim, se habla de “El Clan Úsuga” y “Las Águilas Negras“, que tienen allí su campo de acción.

- Publicidad -

Según los denunciantes, Herrera, supuestamente, habría tenido una estrecha conexión con algunas personas que se hacen llamar líderes sociales, pero en realidad poseen un amplio prontuario por haber incurrido en toda clase de delicados crímenes. Así lo certifica la propia Fiscalía General de la Nación.

Entre ellos están:

Jesús María Herazo Redondo
C.C. 78.586.244
Procesado por Concierto para delinquir agravado con fines de homicidio.
Tiene 2 expedientes vigentes en la Fiscalía: 230016000000201600030 / 230016099028201200053.
Es miembro de la Asociación de Campesinos del Sur de Córdoba, ASCSUCOR.
Sindicado en la región de pertenecer al “Clan Úsuga”.
Fue capturado por las autoridades en Córdoba junto con su esposa, sindicados con otros hombres de la región, de pertenecer al citado grupo ilegal.
Su detención fue registrada por el portal  contagioradio.com

……….

Farli Eliecer Velásquez Patiño
C.C. 98.591.879
Procesado por Desplazamiento forzado y Concierto para delinquir agravado con fines de homicidio.
Tiene 3 expedientes vigentes en la Fiscalía: 235806099703201700065 / 230016000000201600029 / 230016099028201200053. 
Es miembro de la Asociación de Campesinos del Sur de Córdoba, ASCSUCOR.
Sindicado en la región de pertenecer al “Clan Úsuga”.
Fue capturado por las autoridades junto a alias “Yunior”, uno de los hombres más buscados de Córdoba.

……….

Deyby Jaramillo Arias 
C.C. 8.046.031
Procesado por Desplazamiento forzado, Concierto para delinquir agravado con fines de homicidio y Violencia intrafamiliar.
Tiene 3 expedientes vigentes en la Fiscalía: 235806099103201700202 / 230016000000201600258 / 230016000000201600030 / 230016099028201200053 / 0588776000355200780874. 
Sindicado en la región de pertenecer a las Bacrim.
También fue capturado en Córdoba junto con 18 personas por las autoridades, señalado de ser el cabecilla y coordinador de las finanzas de este grupo armado.

 

……….

Todos estos personajes, aunque se encuentran en libertad, tienen procesos penales en desarrollo en el Ente Acusador. Ver la información en este LINK.

Las versiones indican que Herrera supuestamente repartía dinero en efectivo de Minerales Córdoba a estos hombres de dudoso pasado, centenares de millones mensuales, cada vez que le entraba dinero a la firma extranjera, proveniente de sus negociaciones legales con oro, el cual iba destinado a realizar estudios, tramitar licencias, adquirir predios entre otras inversiones preoperativas, pero se desconoce porqué ella lo hacía.

Si se trataba, al parecer, de una vacuna (extorsión) a las Bacrim para permitirle a la empresa trabajar sin realizar actos violentos en su contra o cuál era la intención de ese hecho irregular. La plata, al parecer, era repartida entre los personajes mencionados.

Los moradores de la zona, quienes están temerosos por posibles represalias, manifestaron que Herrera, de igual forma, habría pagado para sacar a estos tres señalados personajes de la cárcel cuando las autoridades los metieron presos. Es decir, supuestamente, habría agarrado dinero de la prestigiosa empresa para favorecer a delincuentes.

Inclusive, dicen las fuentes, que Claudia Herrera en compañía de su hombre de confianza, Darney Jesús Ceballos, un empleado de Minerales Córdoba SAS, que tenía el cargo de Gerente de sostenibildad ambiental-social y de seguridad, entregó dineros para permitir la libertad de Farli Eliecer Velásquez y Deyby Jaramillo. Se desconoce a quién se le dieron estos recursos.

Momento en el que integrantes de la Policía Nacional detienen a los señores Velásquez y Jaramillo, acusados de supuestamente pertenecer a las Bacrim.

Aclaremos que la ejecutiva nacional estuvo a cargo de la dirección de Minerales Córdoba en nuestro país desde mayo de 2014 hasta mediados de 2018, cuando fue despedida porque la empresa la acusó de hacerle un millonario fraude.

La gente de la región no explica el misterioso y aparente contacto de Herrera con estos hombre vinculado a crimen, porque la empresa que ella dirigía Minerales Córdoba tiene el apoyo del Ejército, la Policía y todas las fuerzas del Estado a su favor para desarrollar su trabajo.

También dicen los campesinos que en la época de Claudia Herrera, la relación con la comunidad era inexistiente, pero si muy amplia con los supuestos líderes sociales procesados por graves ilícitos.

Se desconoce si la Fiscal General ya inició investigación penal contra la señora Herrera por estos graves hechos que denuncia la ciudadanía. En últimas, será la justicia la que determine la veracidad de estas graves denuncias.

LA VERSIÓN DE CLAUDIA HERRERA SOBRE MINERALES CÓRDOBA

“Soy Claudia Marcela Herrera Galvis, abogada, economista y especialista en derecho minero energético. He trabajado con honestidad y compromiso por más de 20 años en el sector minero, labor de la cual me siento orgullosa y tengo las mejores referencias personales y profesionales con respecto a los aportes que he hecho y seguiré haciendo para su desarrollo y crecimiento. En mi ámbito tanto personal como profesional siempre me he desempeñado de manera transparente y dentro de los parámetros estipulados por la Ley. Tengo mi conciencia tranquila y desde esta certeza atenderé con la frente en alto todas las acusaciones y los procesos a los cuales sea requerida.

Tengo claridad absoluta que mientras estuve en la dirección de Minerales Córdoba actué con rectitud y ajustada a los preceptos legales nacionales e internacionales y la posicioné como una de las mejores empresas exploradoras de Colombia y que las acusaciones y comentarios malintencionados que hoy se lanzan en mi contra, no afectarán mi inocencia y mucho menos mi integridad profesional, la cual se mantendrá intacta y que, por supuesto, como usted bien lo señala me mantendré como un miembro importante de esta comunidad.

De igual manera, mi trabajo siempre se ha caracterizado por ser transparente, objetivo y de una fluida comunicación con mis jefes y los grupos de interés de cada compañía a la que he pertenecido. Por esta razón, hasta el momento he recibido toda la solidaridad y respaldo por parte de un sector estigmatizado, que liderado por grandes personas lucha por construir un país mejor”.

Decimos lo que otros callan
Cargando...

Deja un comentario