La carta falsa de “El Chino” en la Corte Suprema


 
Dictamen de la Procuraduría descubrió una misiva falsa en el proceso de Piedad Zuccardi y el mismo ex paramilitar ratificó que no ha enviado la nota y que esa no era su letra.

La Procuraduría General de la Nación hizo una soprendente revelación en el proceso penal No. 34.009 que se le sigue en la Corte Suprema de Justicia de Colombia a la ex senadora del Partido de La U, Piedad del Socorro Zuccardi, por presuntos nexos con los paramilitares de la Costa Caribe.

El Ministerio Público descubrió en ese expediente una carta con una firma falsa de un temido ex miembro de las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC), lo cual es una de las pruebas que será utilizada por el Alto Tribunal en el juicio contra la ex congresista sucreña.

En el citado proceso reposa un comunicado escrito a mano, bastante ilegible, con firma y huella, supuestamente realizado por Manuel Antonio Castellanos Morales, alias “El Chino”, y enviado a la Corte Suprema el 20 de febrero de 2014,  en el cual asegura, entre otras cosas, que están intercediendo con el libre desarrollo de sus versiones con el fin de manipularlas e influenciarlas “para que no pueda presentarlas” y nombra al ex senador bolivarense Javier Cáceres Leal  (ya condenado por parapolítica) y a Piedad Sucardi (sic).

 

La Procuraduría, a petición de la defensa de la ex parlamentaria Zuccardi, ordenó el 17 de marzo de 2015 que se le realizara una prueba grafológica de la firma y de la huella dáctilar del índice derecho a la mencionada carta de “El Chino”, ex integrante del Bloque Héroes de Los Montes de María, en el departamento de Bolívar.

La misión estuvo a cargo del técnico investigador y grafólogo forense José Jesús Trujillo Murillo, adscrito a la Dirección Nacional de Investigaciones Especiales del organismo estatal, quien realizó un informe de 7 folios y 93 anexos, que fue revisado por el asesor José Yesid Bernal Niño.  El peritazgo fue presentado el 1 de junio de 2015 al jefe de la Dirección de Investigaciones, Nicolás Augusto Romero Páez, y al propio Procurador General Alejandro Ordóñez Maldonado.

El experto Trujillo Murillo concluyó en su pesquisa que la huella que reposa en los papeles de la citada carta sí es de “El Chino”, pero la firma no corresponde a la de este ex integrante de las AUC, por lo que es falsa.

 

Firma falsa de “El Chino”, según La Procuraduría.
Firmas originales de “El Chino”.

Esto dice el informe grafológico texualmente:

“a. – La impresión digital que aparece estampada en la última hoja del escrito cuestionado, visible a folio 939 vuelto, del cuaderno No. 5 del proceso que lleva la Procuraduría, cuyo original se ubicó en el expediente No. 26625 que lleva la Corte Suprema de Justicia Sala de Casación Penal, ésta huella se comparó con los dactilogramas tomados al señor MANUEL ANTONIO CASTELLANOS MORALES, y se precisó que coinciden entre sí, por lo tanto, son producto de la misma impresión digital.

“b. – La firma que figura a nombre de “MANUEL”, en la última página del derecho de petición, elaborado a mano, de fecha 20 de febrero de 2014 (folio 939 vuelto y/o 1 76) no se identifica con las aportaciones manuscriturales tomadas al señor MANUEL ANTONIO CASTELLANOS MORALES.”

“c – El texto en su totalidad del escrito controvertido, el cual fue elaborado a mano, al menos frente a los escasos grafismos que se tienen para comparación tampoco se identifican con los manuscritos aportados por el señor MANUEL ANTONIO CASTELLANOS MORALES”.

Chino 006“El Chino” niga autoría de Carta

La Procuraduría le preguntó al propio Manuel Antonio Castellanos sobre la nombrada carta, pero este negó varias veces que haya enviado una comunicación a la Corte Suprema y negó también que esa sea su letra y su firma.

“No Doctora, yo no he mandado ninguna clase de papeles a la Corte, esa no es mi letra ni entiendo la letra…La firma se parece a la mía, pero la hacen más distinta a la que yo siempre hago”, explicó Castellanos.

Además reiteró que toda comunicación de un detenido debe llevar, por legalidad, el sello de la Oficina Jurídica de la cárcel donde se encuentre recluido y esta nota no tiene ningún sello.

“Todos los documentos tienen que llevar el sello porque sino los devuelven, y todos los martes ponen el sello jurídico a cualquier documento que uno vaya a mandar”, aclaró el ex miembro de las AUC.

Su versión en el proceso

En este mismo proceso penal que lleva la Corte Suprema colombiana, los investigadores de la Procuraduría ya interrogaron a Manuel Antonio Castellanos,”El Chino”. Se le preguntó sobre si sabía de los presuntos vínculos de Piedad Zuccardi con grupos armados ilegales o delincuenciales, o si promovió, financió, organizó y colaboró con los mismos, pero este se ratificó que no tiene conocimiento de ese hecho.

“Doctora se lo juro por lo más sagrado de vida, que son mis hijitos, que nunca supe o me enteré que la señora Piedad Zuccardi tuviera vínculos con los grupos de Autodefensas”, juró ante el estrado el sombrío personaje, que actualmente se encuentra recluido en la Penitenciaría El Bosque de Barranquilla, Atlántico.

Al ser preguntado si conocía a la ex senadora de La U o si tuvo tratos con ella, esto dijo el cruel ex combatiente de las AUC: “Doctora no la conocía. La conocí el día que la vi personalmente en la Corte, fue que la conocí”.

Todas las declaraciones del  “El Chino tiene su verdadera firma plasmada en el papel como consta en esta parte del expediente:

PRONTURIO DE “EL CHINO”. Un hombre cruel y desalmado, difícil de convencer y manipular. Tiene a su haber más de 120 asesinatos en la Costa, porque era el ejecutor de las víctimas a sangre fría, que generalmente eran pobladores a quienes las AUC sindicaban de colaborar con la guerrilla.

El misterio de la misiva falsa

Recordemos que la Procuraduría General de Colombia ha sido implacable en sus investigaciones disciplinarias contra dirigentes involucrados con la llamada parapolítica y tiene un récord de estos funcionarios públicos sancionados con destituciones e inhabilidades por varios años, salvo varias senadores que resultaron ser inocentes ante la justicia como el actual Presidente del Congreso Luis Fernando Velasco, Carlos García Orjuela y Nancy Patricia Gutiérrez.

En este caso, si la misma Procuraduría confirmó que esa no es la firma de “El Chino” y el propio  ex paramilitar negó que haya mandado esa misiva a la Corte, tras reiterar que esa no era su letra, la cual tampoco tiene el sello obligatorio de la prisión desde donde supuestamente fue enviada, por consiguiente la carta es falsa. Entonces quedan en el aire estas dos preguntas:
¿Quién hizo la mencionada carta atribuida a “El Chino” y quién la introdujo en el proceso de Zuccardi?
Decimos lo que otros callan
Cargando...

Leave a Reply