La Corte Constitucional legaliza el Microtráfico en Colombia

Las magistradas Gloria Ortiz Delgado (Izq.), Presidenta de la Corte Constitucional, y Diana Fajardo (Der.), ponente del cuestionado fallo, que no tuvo en cuenta los derechos de los niños o la juventud colombiana, pero sí los intereses de los productores, vendedores y consumidores de toda clase de drogas.

 
El Alto Tribunal, enbezado por las magistradas Diana Fajardo y Gloria Ortiz, con su polémica decisión le dio “respaldo” a  productores, consumidores o vendedores de drogas  y un golpe a la Policía.  La Corte tumbó la norma que prohibía consumir licor y drogas en espacio público, con el argumento que vulnera el libre desarrollo de la personalidad.

La Corte Constitucional de Colombia le dio vía libre al consumo de toda clase de drogas y bebidas alcohólicas en el espacio público y los parques del país, al tumbar dos normas del Código de Policía (el artículo 33 y el 140) que lo prohibían. Según el alto tribunal, esas leyes violaban el libre desarrollo a la personalidad de los ciudadanos de “manera desproporcionada”.

La votación del tema en el Alto Tribunal fue de seis magistrados a favor del fallo y uno en contra: El togado Carlos Bernal quien salvó su voto. 

El Presidente de Colombia, Iván Duque, basado en esas normas del Código de Policía, emitió un Decreto que regalmentó la incautación de sustancias psicoactivas, que le daba la potestad a los uniformados para actuar contra el Microtráfico, lo cual fue aplaudido por todo el país. Sin embargo, la Corte ahora con su sentencia deja sin piso dicho decreto presidencial.

- Publicidad -
Según la magistrada Diana Fajardo Rivera, ponente del fallo, las normas del Código de Policía que la Corte eliminó, violaron “el libre desarrollo de la personalidad al prohibir de forma personal, so pena de medidas policivas, el consumir alcohol y sustancias psicoactivas en espacio público como forma de proteger la tranquilidad y las relaciones respetuosas”.
Una decisión que podría interpretarse como una clara legalización o vial líbre al negocio del Microtráfico en Colombia.
La Constitucional aseguró que esa prohibición no es razonable porque, aunque se busca una finalidad válida, que es proteger la tranquilidad y convivencia en la calle, “lo hace a través de un medio que no permite alcanzar dicho fin”. 

De acuerdo con la Corte, hay otros medios de policía que están previstos en el mismo Código y que permiten proteger la tranquilidad pública, sin que se afecten derechos y libertades individuales.

Para el Alto Tribunal la prohibición del consumo de alcohol y sustancias psicoactivas en el espacio público no es válida, porque la ley no justifica cómo la vía pública se protege al prohibirse que alguien use alcohol o drogas en esas zonas.

“Por ejemplo, si una familia tiene un almuerzo en un parque, y está tomando unas cervezas o un vino, estaría incursa en el comportamiento del Código, aunque esa conducta no tenga la potencialidad de dañar el espacio público”, explicó la magistrada Fajardo.

La Corte justificó que si alguna persona llegara a descontrolarse en la vía pública por cuenta del consumo de alcohol y drogas, “la Policía podría intervenir, y no porque consumía una cerveza, sino porque agredió a otro ciudadano”. 

La Corte estableció que las normas eran irrazonables en relación con la limitación al derecho al libre desarrollo de la personalidad. El simple consumo de bebidas alcohólicas o sustancias psicoactivas no implica necesariamente un riesgo o amenaza. Los casos en que exista vulneraciones a la tranquilidad, las relaciones respetuosas y el espacio público, pueden y deben ser controlados mediante otras medidas de policía. 2/2

Posted by Corte Constitucional de Colombia on Thursday, June 6, 2019

“El ESTADO NO DISEÑA EL PLAN DE VIDA DE LA GENTE”

Los magistrados dejaron claro que la gente tiene la libertad para poder tomar las decisiones que le corresponden y el Estado no puede diseñar el plan de vida de la ciudadanía.

La Corte insiste en que el Código lo que debe es evitar que no hayan alteraciones de convivencia.

“Pero no necesariamente el consumo va a generar esa alteración. El consumo, per se, no necesariamente genera esa consecuencia”, sostuvo la magistrada Gloria Stella Ortiz Delgado, presidenta de la Corte Constitucional, afirmando que incluso sin alcohol o drogas de por medio, puede haber problemas de riñas.

Al parecer la togada no consultó las estadísticas de las autoridades sobre las riñas en Colombia,  en las cuales se destacan el incremento de las grescas en las fechas especiales como el Día de las Madres o las fiestas de Fin de Año, casi todas por el alcohol.

“El libre desarrollo de la personalidad tiene que ver con la cláusula general de la libertad. Es la que garantiza que como ser libre y autónomo, cada uno toma sus decisiones. El Estado no diseña el plan de vida. La gente tiene la libertad para poder tomar las decisiones que le corresponden”, ratificó Ortiz.

DUQUE DIJO QUE NO DESCANSARÁ EN LUCHA CONTRA MICROTRÁFICO

Por su parte, el Presidente Iván Duque afirmó que respeta los fallos de la justicia, pero que “no descansará un solo minuto” en su lucha frontal contra el Microtráfico.

El Mandatario aseguró, Durante el Congreso Nacional de Cultivadores de Palma en Bogotá, que el Decreto emitido por su Gobierno en octubre del 2018 se basó en el Código de Policía y tuvo como fin incautar la dosis personal en las calles a quien la estuviera consumiendo o portando, porque cree que “debemos ser una sociedad que rechace esa contaminación de la juventud con la drogadicción”.

Duque insistió en que respeta la decisión de la Corte Constitucional, que ahora permite el consumo de licor y sustancias psicoactivas en el espacio público, pero que, a pesar de esto, mantendrá el esfuerzo que asumió desde el inicio de su Gobierno de enfrentar el Microtráfico y alejar a los niños y a los jóvenes de la drogadicción.

“Acato y respeto los fallos, pero, como Presidente de Colombia, no voy a descansar un solo minuto en cerrar ollas del microtráfico, liberar los parques y liberar los entornos escolares porque, así como nosotros enfrentamos los cultivos ilícitos, vamos a enfrentar con toda la determinación el Microtráfico en todos los rincones de este país”, aseguró el Mandatario en el 47 Congreso Nacional de Cultivadores de Palma.

El Jefe del Estado dijo que su principal motivación es la de defender “la familia” y que gracias a ese esfuerzo “en 10 meses con ese Decreto logramos liberar más de 11 mil parques y miles de entornos escolares”.

Finalmente, Duque señaló que le “duelen esos niños en muchos hogares vulnerables de Colombia que caen en la drogadicción y que después no tenemos forma de sacarlos de allá”, y enfatizó que sigue firme en su “compromiso con la legalidad”.

LA CORTE NO SE ACORDÓ DE LOS NIÑOS

En su fallo,  el Alto Tribunal solo tuvo en cuenta los derechos de los productores, consumidores, vendedores de droga y hasta las bandas criminales, pero no se acordó de los derechos de los niños y la juventud colombiana, quienes quedaron expuestos a los negociantes de toda clase de sustancias psicoactivas. Por ejemplo, ahora los expendedores de droga (o jibaros) pueden portar y consumir sus narcóticos frente a los colegios, incitando a los menores.

Con esta polémica decisión de la Corte Constitucional se generará un crecimiento en el consumo de estupefacientes en todos los estratos de la sociedad nacional y será la ruina de la juventud colombiana. Muy pronto nuestro país encabezará la lista de las naciones más consumidoras de toda clase de droga.

También se incentivará la siembra de coca, la producción y el negocio de la cocaína, porque Colombia quedó convertida en un paraiso para el consumo de estupefacientes. Se viene el Narcotráfico a gran escala.

Decimos lo que otros callan
Cargando...

Deja un comentario