Los cargos de corrupción por sobornos que aceptó Bedoya

Luis Bedoya, presidente de la Fedefútbol

 
Bedoya aceptó que pagó sobornos y se enriqueció ilícitamente.  Está dispuesto a entregar grandes bienes personales en una cuenta de Suiza. 16 nuevos vinculados al escándalo del Fifagate. Capturados presidentes de  Conmebol y Concacaf.

El controvertido ex presidente de la Federación Colombiana de Fútbol, Luis Heberto Bedoya Giraldo, se declaró culpable en Estados Unidos de los delitos de fraude en transferencia bancaria y conspiración de soborno, dentro del gran escándalo de corrupción por sobornos que envuelven a la dirigencia del fútbol mundial, conocido como el Fifagate.

Bedoya estuvo al frente frente de la Fedefútbol durante 9 años y cuando surgió el escándalo dijo que Colombia no tenía nada que ver con el tema porque “no había nada oculto”. Sin embargo, el pasado 9 de noviembre de 2015, renunció a la presidencia de la Federación Colombiana argumentando motivos estrictamente personales y voló de inmediato a Nueva York (Estados Unidos), donde se puso a disposición de las autoridades de ese país.

La misma Fiscalía de USA confirmó que Bedoya se declaró culpable de esos dos delitos. El fiscal del Distrito Este de Nueva York, Robert Capers, señaló sobre el dirigente nacional: “Se acercó a nosotros a asumir su culpa”.

“Se enriquecieron con el fútbol”

Precisamente, la noticia sobre Bedoya se conoció cuando la Fiscal General de Estados Unidos, Loretta Lynch, en compañía del director del FBI, James Comey, y el fiscal del Distrito Este de Nueva York, Robert Capers ofrecieron una rueda de prensa al mundo para informar que la justicia estadounidense había acusado a otros 16 exdirectivos de la Federación Internacional de Fútbol  (FIFA) en el proceso por corrupción, entre los que estaba incluido Bedoya, quienes se comprometieron a devolver US $40 millones a las autoridades de EE.UU.

Por el mismo tema  ya habían sido capturados en Suiza (donde funciona la máxima entidad del balompié mundial) a siete dirigentes del más alto nivel de la FIFA, el pasado 27 de mayo.

“No contentos con secuestrar el deporte más popular del mundo por décadas con ganancias ilícitas, estos acusados trataron de institucionalizar su corrupción para asegurarse de que podían vivir de ella, no por el bien del juego, sino para su propio engrandecimiento personal y el aumento de su riqueza”, explicó tajantemente la fiscal Lynch.

Qué hizo Bedoya

Luis Bedoya, el ex dirigente bogotano de 56 años,  negoció con la justicia de Estados Unidos el 12 de noviembre pasado, tres días después de su renuncia en Colombia  y como aceptó entregar todos los fondos que tiene depositados en una cuenta bancaria en Suiza, entre otros recursos.

Bedoya fue uno de los cómplices de los esquemas de sobornos que establecieron el brasileño José Hawilla, fundador y dueño de Traffic Group, y los argentinos Alejandro Burzaco, expresidente de Torneos y Competencias (Tyc) y Hugo y Mariano Jinkis, padre e hijo, y exdirectores de Full Play, reveló el diario El Espectador.

Según el indictment o la acusación de EE. UU.,  Bedoya, Hawilla, Burzaco y los Jinkis motivaron toda clase de sobornos a directivos de la FIFA para garantizar los derechos de transmisión y de marketing de eventos como la Copa Libertadores y la Copa América.

Entre 2007 y 2015 Luis Bedoya y directivos de la Conmebol solicitaron y recibieron sobornos de empresas de marketing deportivo, las cuales pagaban para garantizar que les cedieran los derechos de la Copa Libertadores. En el caso Copa América, entre 2010 y 2015, solicitaron y recibieron sobornos por los derechos de marketing de las ediciones 2015, 2019, 2023 y la edición especial Centenario, afirma El Espectador.

Loretta Lynch, Fiscal General de Estados Unidos

 

El colombiano ayudó a corromper la FIFA 

“El acusado (Bedoya) y sus co-conspiradores la corrompieron al involucrarse en actividades delictivas, incluido fraude, soborno y lavado de activos, en búsqueda de ganancias personales y comerciales (…). El acusado también participó en la corrupción de la empresa (FIFA) al conspirar y ayudar a sus co-conspiradores a abusar de sus posiciones de confianza y a violar sus deberes fiduciarios”, dice vehementemente el indicment.

El proceso judicial estadounidense también afirma: “Para impulsar sus fines corruptos, el acusado (Bedoya) y sus co-conspiradores se ayudaron y protegieron mutuamente. Desarrollaron conductas diseñadas para prevenir la detección de sus actividades ilegales, para cubrir la ubicación de tales actividades y para promover su continuidad”.

Según el Departamento de Justicia de EE. UU., la conspiración montada por el ex dirigente colombiano incluyó el uso de acuerdos de servicios de consultoría y otros tipos de contratos para crear una apariencia de legitimidad sobre los pagos ilícitos. Además, tal como lo asegura El Espectador, Bedoya y sus co-conspiradores recurrieron al uso de mecanismos como intermediarios de confianza, banqueros, asesores financieros y negociantes de divisas para hacer y facilitar los pagos ilícitos, creación y uso de compañías de papel, nóminas y cuentas bancarias en paraísos fiscales y jurisdicciones con reserva bancaria, compra de propiedades y bienes, cuentas ocultas en el exterior, transacciones financieras para evadir reportes de divisas, evasión de impuestos y obstrucción de la justicia.

Es decir, el nudo de este enredo de corrupción apenas comienza y cuando comiencen a destapar sus fichas Bedoya y compañía, al parecer, muchas personas vinculadas con el fútbol van a caer en él, en Latinoamérica, incluyendo desde luego, a varios colombianos.

Cayeron los Presidentes de Conmebol y Concacaf

Dentro de los 16 acusados por la justicia estadounidense, fueron capturados los presidentes actuales de Conmebol, Juan Ángel Napout, y de Concacaf, Alfredo Hawit, en un operativo en Suiza.

La Policía Internacional (Interpol) irrumpió en el lujoso hotel Baur au Lac, el mismo en el que fueron detenidos varios funcionarios de la FIFA en mayo pasado, y capturó a los dos citados dirigentes que participaban en la reunión del Comité Ejecutivo de la FIFA, ambos en su calidad de vicepresidentes de esta entidad rectora del fútbol mundial.

La Conmebol es la Confederación Sudamericana de Fútbol y la Concacaf es la Confederación de Norteamérica, Centroamérica y el Caribe de Fútbol. Ambas están vinculadas a la FIFA.

La Conmebol  fue manejada a su antojo por el dirigente deportivo paraguayo Nicolás Leoz, quien ejerció su presidencia durante seis períodos consecutivos, entre el 1 de mayo de 1986 y el 30 de abril de 2013. Ahora Leoz también está involucrado en este escándalo de corrupción internacional, tiene orden de captura de la justicia estadounidense, pretende evadirla, y la Interpol lo busca para extraditarlo.

Nicolás Leoz

 

También están Texeira y Deluca

La Fiscal de EE.UU. también reveló que nombres reconocidos por su larga trayectoria en la dirigencia del fútbol latinoamericano están entre los acusados del caso, como Ricardo Texeira y Eduardo Deluca.

Texeira condujo a la Confederación Brasileña de Fútbol desde 1989 hasta 2012, mientras Deluca fue secretario general de Conmebol y representante de la Asociación del Fútbol Argentino, AFA.

Ambos fueron muy cercanos a dos patriarcas del fútbol de Brasil y Argentina, Joao Havelange y Julio Grondona, respectivamente. Havelange, de 90 años se encuentra en delicado estado de salud, y Grondona falleció en el 214, pero aparece en las investigaciones del Fifagate. Por lo que no se descarta que hasta el propio Havelange resulte involucrado.

Estos son los 16 nuevos implicados

Fifa gate

92 cargos por 24 años de enriquecimiento

La acusación formal de Estados Unidos tiene 92 cargos, especialmente contra los 16 nuevos acusados, que incluyen delitos relacionados al crimen organizado, fraude electrónico y conspiración para lavar dinero, entre otros.

La Fiscal Loretta Lynch argumentó que los acusados también serán procesados por un esquema de enriquecimiento ilícito durante 24 años a través de actos de corrupción en el fútbol internacional.

La justicia estadounidense manifestó que hay indicios de que los sospechosos solicitaron y recibieron más de US$200 millones en sobornos y comisiones ilegales para vender derechos de comercialización de torneos internacionales de fútbol y partidos, entre otros negocios.

Bedoya, de los que se declararon culpables

Bedoya aceptó dos cargos

 

El colombiano está en la lista de ocho dirigentes del fútbol mundial que se declararon culpables ante la justicia norteamericana por este caso.

Además de Bedoya, que aceptó dos cargos, están Jeffrey Webb,  Zorana Danis, Fabio Tordin, Alejandro Burzaco, Roger Huguet, Sergio Jadue y José Margulies. Todos están detenidos.

Es una jugada estratégica, pues saben que con esa aceptación pueden recibir una buena rebaja en sus condenas y algunos, entregando, gran parte de sus bienes, hasta no pagaran cárcel, lo cual es a lo que le apunta el plan de Bedoya.

Otros que decidirán enfrentar a las autoridades norteamericanas, les caerá todo el peso de la justicia estadounidense.

Los que habían sido detenidos en mayo de 2015

En mayo pasado las autoridades ya habían detenido en Suiza por el Fifagate a las siguientes personas y esta es su situación actual, según el portal BBC.com:

  • Jeffrey Webb: exvicepresidente de la FIFA y expresidente de Concacaf. Se declaró culpable de conspiración de crimen organizado, tres cargos de conspiración de fraude electrónico y tres cargos de conspiración de lavado de dinero. Como parte de su declaración de culpabilidad, Webb aceptó la confiscación de más de US$6,7 millones.
  • Eduardo Li: expresidente de la Federación Costarricense de Fútbol. Se le acusa de haber aceptado sobornos en la venta de los derechos de comercialización a la empresa estadounidense Traffic, relacionados a la transmisión de los partidos eliminatorios de Costa Rica rumbo al Mundial Rusia 2018. Permanece detenido en Suiza.
  • Julio Rocha: expresidente de la Federación Nicaragüense de Fútbol. La justicia de su país intentó repatriarlo, pero no prosperaron las gestiones. Permanece detenido en Suiza.
  • Costas Takkas: ex secretario general de la Federación de Fútbol de Islas Caimán. Es griego y permanece detenido en Suiza.
  • Eugenio Figueredo: Expresidente de la Asociación Uruguaya de Fútbol y de Conmebol. Intenta ser juzgado en Uruguay a pesar del pedido de extradición de Estados Unidos. Permanece detenido en Suiza mientras se evalúa su situación.
  • Rafael Esquivel: Fue presidente de la Federación Venezolana de Fútbol durante 28 años. Permanece detenido en Suiza y lucha por no ser extraditado a Estados Unidos.
  • José María Marín: Fue presidente de la Confederación Brasileña de Fútbol y comandó la organización del mundial de 2014 en su país. Fue extraditado a Estados Unidos en noviembre y permanece detenido.

 

A este nudo de corrupción mundial en el fútbol, le falta mucho hilo por soltar.

Decimos lo que otros callan
Cargando...

Deja un comentario