¿Ahora qué sigue?


 
                                Al que le caiga… (?)

Por Sandra Patricia Pino Cásseres

Columnista- periodista

El 27 de Mayo, la tensión fue en general un suplicio para los de izquierda, para los de derecha y hasta para los del centro, ¿ Quien iria a quedar?, lo abaticinabamos pero no faltaba la angustia y el palpitar irremediable. ¡Sorpresa!!! el profe. Fajardo quien con una diferencia de 300 mil votos y cerca de Petro, creíamos que llegaría a segunda vuelta, lo que no imaginamos fue el desolado panorama de votación por Vargas Lleras y De la Calle, quienes además de saber que no quedarían con mayor opción, no obtuvieron el respaldo que esperaban, acabando así con la tradición y la maquinaria que por años, han llevado las riendas de un país sumiso, abnegado y permisivo, que ahora se siente autoritario de elegir con fervor, emoción y sin una pizca de lectura de quien es el candidato de su preferencia.

Es preocupante ver como el mundo exterior pública con seguridad y veracidad temas conocidos por nosotros pero sin ser aquí de mayor relevancia, “ciega, sorda y muda” la justicia colombiana, el caso Santrich, la comidilla del mundo entero, Popeye, sin espinacas y titular de prensa, la expropiación de tierras, la angustia del jefe, Hidroituango, la corrupción vuelve y juega, las “FARC” no dejan de ser noticia, el “ELN” negociando en cuba, ¿otros cuantos años en las mismas?… Venezuela, con las orejas calientes de tanto que aquí los nombramos, ¿Que hubo fraude o no? el registrador se defiende, que el uno ex guerrillero de vieja data, el otro paramilitar, lo niega todo, ¡si los sigo nombrando no acabo nunca!.

Ambos candidatos tienen desatinos, como aciertos, ambos extremos son diferentes, pero debemos ser realistas; lo estamos viviendo y nos toca votar. Cansados de insultos por redes sociales, injurias, calumnias, montajes fotográficos, mentiras y palabras sin fundamentos, son el resultado de las malas caras de los que dijeron ser sus amigos, los distanciamientos con familiares y las deudas en la tienda sin pagar ¡porque quien fio! se les voltio y dos monedas de a peso en el bolsillo, son el resultado de tanta campaña, que agota hasta el más fregado.

Pero llega el mundial y nosotros con la pelota en juego, cada candidato a la espera de lo que decida  el tercero, la tribuna expectante, el árbitro fresco, los directores técnicos listos con cada estrategia publicitaria, el toque- toque, jugada conocida antes del pitazo final y el mes del padre, envolatado.  Solo dos postulantes, uno solo se echara la soga al cuello y asumirá  ser papá de todos los Colombianos.

Vote!, pero vote a conciencia no se deje llevar por las apariencias… ¡LEA!

 

Decimos lo que otros callan
Cargando...

Deja un comentario