Las Tres del Tintero de Gardeazábal

Gustavo Álvarez Gardeazábal

 
A CALZÓN QUITAO

Puede oír esta columna de Gardeazábal, AQUÍ.

El país no le ha dado la magnitud que se merece al grotesco enfrentamiento entre el presidente Santos y el Procurador Ordoñez,pero si se detallan las acciones de uno y otro ,el asunto es mucho mas grave de lo que puedan registrarlo los medios enmerleados o lo que puedan pensar los millones de colombianos que creen que el Procurador es un ogro inquisidor.

Todo comenzó cuando los amigos del gobierno pretendieron que hiciera curso una demanda contra el Procurador en el Consejo de Estado para anularle su elección por algún pretexto santanderista que en Colombia es la ley misma.
Siguió cuando el Procurador se dio cuenta que la Ley de Tierras, impulsada y sacada adelante por el actual ministro Cristo tiene unas hendijas por las que cabe una locomotora y empezó a organizar unos foros en las zonas donde a campesinos que compraron tierras después del despojo, se las van a arrebatar.

Quien dijo miedo,el intocable gobierno entró en ira santa.El presidente ha llamado panfletos las invitaciones de la Procuraduría a esos foros.Y en un acto que lo identifica plenamente con la forma de gobernar que tenía Miguel Antonio Caro en 1896 le hizo quitar el helicóptero del ejército en que se trasladaría al último foro y les prohibió a los ministros invitados que asistieran.

El Procurador, sacando su furia santandereana, volvió esas reuniones unas manifestaciones políticas, ensayando su inminente candidatura presidencial y le dijo al presidente que se amarrara los pantalones y que mas bien gobernara.Ahora falta que Santos ponga a Cárdenas de futuro rival presidencial conservador y la gazapera siga a calzón quitao.

CENSURA / DICTADURA

Puede oír esta columna de Gardeazábal, AQUÍ.

No hay peor síntoma de la debilidad de un régimen que cuando empieza a tenerle miedo a que sus gobernados estén informados. Y eso lo acaba de demostrar el gobierno Santos cuando puso al ministro de Defensa a decir que las redes sociales son armas de guerra y hay que controlarlas

El solo plantear la opción que el internet, el face o el tuiter queden sometidos a un régimen de censura, si no es que prohíban su acceso a los ciudadanos colombianos como lo hacen en Korea y lo han hecho en Cuba y China, resulta gravísimo para la democracia y es un paso a la dictadura.

El que Santos no haya salido a desmentir a su ministro, pese a la reacción por las mismas redes sociales de todos los millones de colombianos que usan face o tuiter o correos electrónicos de ver perder ese instrumento de trabajo y de vida, nos comprueba que la idea es de su gobierno y no una trastada pereiruta.

Pero el miedo no lo venden en las farmacias y como el pánico se apoderó de la Casa de Nariño cuando se comprobó que las marchas uribistas de Medellin y Bogotá fueron armadas por tuiter y face y correos desde la oficina que dirige públicamente la Bustamante, la única solución que se les ha ocurrido es cortar el chorro del internet para que eso no se repita.

Y como además las autodefensa gaitanistas, pese a que les decretaron dizque cambio de nombre, usaron las redes sociales para generar la capacidad de bochinche empanicador que tenemos todos los colombianos y cuajaron ese paro armado en medio país, el gobierno santafereño de Santos considera que es mejor cortar por lo sano y así Colombia se devuelva 120 años,lo que hay que salvar es al gobierno de Miguel Antonio Caro, perdón, de Juan Manuel Santos, no el futuro de la patria.
PUBLICADA EN ADN ABRIL 15 2016

 

CRISTO, UN MAFIOSO DE LA ANTIGÜEDAD

POR: Luis Londoño PUBLICADO EN ARCADIA NUMERO 127 PÁGINA 94 ESPECIAL FILBO abril 13 2016

Jesucristo y un mafioso del Valle aparecen unidos, como si fueran la misma persona. Al menos así ocurre en EL RESUCITADO, la novela de Gustavo Alvarez Gardeazábal. Pero el libro no describe al mesías piadoso de los Evangelios sino al bandido de Palestina. Desde que huyó a Egipto para que no lapidaran a su madre por serle infiel a José, Cristo se había dedicado a los embustes. Vivía de engañar con los cuentos que aprendió en sus viajes, mientras comandaba una cuadrilla de rufianes que desafiaba al Imperio romano.

Ramsés Cruz había empezado como un repartidor de mazamorra. Después se convirtió en un exportador de drogas.Sin embargo, no era un mafioso cualquiera: era sencillo como el Señor. Al igual que Jesús, él no estaba tentado por los placeres de este mundo ni respetaba a los poderosos. Cada vez que le llegaba una paca de dólares la rociaba con aguardiente, por si acaso estaba maldita.

Los dos minaban a los imperios desde afuera: Jesús exportaba a Roma cristianos revolucionarios desde el Medio Oriente, que acababan con todos los valores que no fueran los suyos, y Ramsés llenaba a Estados Unidos de mulas cargadas de cocaína colombiana. Ambos fueron arrestados. Al mesías lo capturaron, lo juzgaron y lo condenaron los romanos, mientras que Ramsés se entregó, con la condición de que fuera encarcelado en Colombia.

Ramsés Cruz acordó con el gobierno de Gaviria que no sería extraditado. Y todo iba bien hasta que Uribe llegó a la presidencia y empezó a enviar a los mafiosos a las cárceles gringas. Entonces el narco comenzó a organizar su delirante fuga. Seguiría los pasos del Señor, al menos, los que creía había dado para escapar; Jesús no había muerto en la cruz: todo fue un montaje. El mesías había tomado mandrágora para simular su muerte. Luego, cuando pensaban que descansaba eternamente, escapó, airoso, de la condena del Imperio.

Decimos lo que otros callan
Cargando...

Deja un comentario