‘Gobernar es prever’

Por: mario arias gómez.

H

- Publicidad -

oy -1° de mayo-, en que el mundo conmemora el origen del movimiento obrero, la mamertería criolla, empotrada en la CUT, Fecode, indígenas, etcétera, lo aclama con un nuevo paro, cuyo caballito de batalla son: las ‘promesas incumplidas’; el ‘Plan de Desarrollo’ presentado por el Gobierno sin su beneplácito. ¡Habrase visto! Pataleo liderado por los 17 curtidos vándalos capturados, liberados enseguida, incluidos los cargadores de las granadas, que arremetieron salvajemente el jueves pasado, contra la Policía, que desarmada se juega la vida, en salvaguardia de la integridad, libertad y vida de los colombianos.

Delincuentes ensañados contra el patrimonio histórico y emblemático del país, que luce principalmente en la plaza de Bolívar (Catedral primada, Capilla del Sagrario, Palacio de Justicia; Capitolio, Bolívar de Tenerani, San Martín, etcétera).

Rito que comienza con actos culturales -cantos, bailes-, preámbulo de bloqueos, daños de buses, de las estaciones de Trans-Milenio, del comercio; de rotura de vidrios; ‘papas-bomba, grafitis, saqueos perpetrados por bandidos encapuchados que, atacan en forma inmisericorde, con impunidad total al ESMAD, que se protege con bombas de aturdimiento; balas de goma, gases lacrimógenos. Rifirrafe campal, librado por los susodichos desadaptados, tolerados o protegidos por los asociados líderes marchantes, sinvergüenzas gravados removiendo losas de la plaza, convertidas en proyectiles que los cegatones jueces, no justiprecian como flagrante evidencia, para encausar a estas cuadrillas de facinerosos, ‘dizque’ infiltrados.

‘Resistencia y movilización’, anunciada el mismo día de la derrota, del patrocinador, confeso militante del M-19, quien no ha pedido perdón por las iniquidades cometidas por sus pares, ni ha explicado el video en que aparece –irónicamente- apretujando fajos de billetes en una bolsa de plástico, haciendo honor a su fundado movimiento: ¡¡¡Decentes!!!!, cuyo visceral propósito: fomentar el caos, volver ingobernable el país. Convulso escenario político, en pos de posicionarse en las elecciones locales y regionales, a la espera que lo catapulten a la Presidencia del 2022.

Si bien, el derecho a manifestarse, PACÍFICAMENTE -art. 37 de la Constitución- es un derecho humano que comporta la libertad de reunión, de expresión, exterioriza el grado de respeto y responsabilidad del Estado ante los mismos, sin consentir, soportar la renuncia a prescribir medidas anticipadas, preventivas, que eviten, soslayen censurar o castigar el uso y abuso del poder público, en salvaguardia de los gobernados, en un  marco de libertad democrática, ejercitada -repito-, en forma pacífica, asumiendo las demandas, las peticiones respetuosas, como punto de llegada, más no de partida, pues debe agotarse otras vías de solución, sin exceder el límite de espera, razonable.

Las inocuas declaraciones de “Respetar el derecho a la protesta pacífica”, como la “condena a la minoría que comete los actos vandálicos”, sin enmarcarlos en los penados, “desorden público”, “desestabilización”, terminan por ser un risible saludo a la bandera, que desnuda la incapacidad para hacer efectivo el mandato constitucional: restablecer el orden, prioritariamente, enfrentando -sin temor- la violencia, el crimen organizado, sin detenerse a establecer -mientras tanto-, las causas estructurales de las protestas, apoyado por las sacrificadas Fuerzas policiales, que cumplen el sagrado deber, reglado por el Estado de Derecho, el respeto de los ‘Derechos Humanos’, ‘sin provocar, ni dejarse provocar’, según la enseña de su Director.

El derecho a manifestarse, diferencia las conductas de quienes promueven sus opiniones, reivindicaciones sociales, políticas, sin armas vedadas, frente a los fanáticos que intimidan, aterrorizan, utilizan el chantaje, bloquean las calles, las carreteras que impiden el libre tránsito. Desmanes que el Gobierno debe anticipar, prevenir con medidas de control, que no excluyen -léase bien-, el excepcional uso de la fuerza, en el marco del ‘derecho militar’, como enjuiciar -sin excepción- a los comprometidos en los precitados delitos, dentro del debido proceso, adelantado por autoridades legitimadas, imparciales, independientes.

Pregunto: Si a los chalecos amarillos franceses, les fue restringido el acceso a los ‘Campos Elíseos’, ¿por qué el teledirigido Presidente, no limita, prohíbe, impide que los revoltosos vándalos, invadan la icónica Plaza de Bolívar, habilitándoles otro espacio, para que estos rufianes, truhanes, desahoguen su mala leche, enconos sociopolíticos, raciales, religiosos; exterioricen su pérfida furia contra el statu quo, inciten a la guerra contra agrupaciones de derecha, sin partido, opositores, aún de la propia izquierda.

Lo cual reclama la consecuente reprensión, a efecto de garantizar la inapelable e imperiosa seguridad nacional, preservar -sí o sí- el orden público, el respeto indefectible de los derechos de terceros, en previsión de los desafueros ejecutados por estos desalmados apologistas del odio de clases. Dijo el líder cubano, José Martí, “gobernar no es más que prever”.

Bogotá, D. C. 01 de mayo/2019

http://articulosmarioariasgomez.blogspot.com.co/30

- Publicidad -
Cargando...

Deja un comentario