Las Cuentas Claras

Por Coronel ® Oscar Ricardo Colorado Barriga.

Columnista La Otra Cara.

Los tristes acontecimientos ocurridos en estos 8 meses de gobierno del señor Presidente Iván Duque, dejan claro que la izquierda recalcitrante y criminal en cabeza del ex malhechor petro y todos sus áulicos, no mentían, cuando en plaza pública, el mismo día de la posesión, le advirtieron a todo el país, que JAMÁS LO DEJARÍAN GOBERNAR, nos notificaron que emplearían todas las formas de lucha e incendiarían la nación, sin importar las graves consecuencias, gestando, financiando y dirigiendo protestas y paros salvajes, con el único objeto de arrinconar la institucionalidad y generar caos.

- Publicidad -

Lo luctuoso de esta amenaza, es que un grupo de desadaptados, financiados y dirigidos por ex terroristas, desconozcan los casi 11 millones de votantes que escogieron un nuevo rumbo, votantes cumplidores de su deber ciudadano, ajenos a comportamientos criminales, respetuosos de la ley y la Constitución, quienes inocentemente siguen creyendo que la voluntad del pueblo representada en las urnas, es garantía suficiente de gobernabilidad, factores que la izquierda incendiaria asume como debilidad y cobardía, logrando a través de actos criminales secuestrar cuatro departamentos, paralizar ciudades, frenar la economía, humillar y pisotear la fuerza pública y destruir todo lo que se les venga en gana.

Es así como hoy sin mayores pretensiones, podemos hacer un balance de lo que llaman “JUSTAS PROTESTAS” las cuales solo le han dejado al país, caos, destrucción, atraso, violación de los más mínimos derechos, casi el 35 por ciento del periodo presidencial perdido y un desembolso millonario de partidas presupuestales, pagadas con impuestos de quienes jamás utilizamos vías de hecho, dirigidas a estas pandillas.

La protesta estudiantil, más conocida como los “INDIGNADOS”, fue una verdadera muestra de vandalismo, ignorancia y consumo  de sustancias alucinógenas, la cual le representó al país un desembolso de más de cuatro billones de pesos arrojados a una cloaca llamada FECODE, gracias a lo cual hoy tenemos estudiantes que en un semestre realizaron 2  o 3, sin mayores exigencias contribuyendo a su pésima preparación profesional, universidades como la Nacional, la del Valle, Pedagógica, la UIS, entre otras, santuario de terroristas, expertos en brindar “cátedras magistrales”, de fabricación y empleo de todo tipo de armas no convencionales, guerra de guerrillas, combate en áreas urbanas, mimetismo criminal y consumo de alucinógenos que les permiten llevar a cabo todo tipo de delitos.

Con unas directivas miopes incapaces de exigir disciplina, mejorar el nivel académico, controlar el acceso, revisar promedios de sus “estudiantes” y evitar este tipo de exabruptos, aunado a educadores que más parecen ideólogos de grupos al margen de la ley, más que formadores de profesionales, quienes se niegan sistemáticamente a ser evaluados y solo sirven para exigir beneficios personales, organizados en FECODE; son cientos de ellos amparados en su fuero sindical y ajenos al cumplimiento de su deber.

La Minga Indígena, representada en el CRIC, un mes de caos, que le costará a la nación miles de millones para resarcir los daños causados, exigencias fuera de contexto, supuestas comunidades aduciendo derechos ancestrales, en un país multiétnico producto de cruces raciales que simplemente nos hacen a todos iguales, expertos en hablar del medio ambiente, pero no el de ellos, ya que en sus extensos territorios (que los convierten en verdaderos terratenientes) solo se aprecia deforestación salvaje, contaminación de ríos, minería ilegal, tráfico de especies, extensas zonas de cultivos de hoja de coca, cocinas, chagras y laboratorios de procesamiento de alcaloides.

Abanderados de los derechos humanos los cuales les niegan a sus familias, donde tratan como esclavas a sus mujeres llegando al colmo de colocar a sus menores como carne de cañón, expertos en procrear hijos que no pueden mantener, trasladándole la responsabilidad al estado y negándose a utilizar medios de planificación, poseedores de tierras improductivas, expertos en despilfarrar millonarios presupuestos girados por los gobiernos de turno, permisivos con grupos al margen de la ley consintiendo hasta que les recluten sus niños, versados en pedir y pedir, pero incapaces de rendir cuentas.

El CRIC, avezados en exigir respeto para ellos, no tienen la más mínima consideración con el resto de colombianos a quienes ultrajan, maltratan, secuestran, le exigen al estado que les suministre absolutamente todo, pero se niegan a reconocerlo, consideran sus territorios ajenos a cualquier control y desprecian la autoridad a la que atacan, humillan y asesinan, sin responder por ninguno de sus delitos. Esta MINGA, no tuvo motivos altruistas, solo buscaban ganar tiempo, interrumpir el tránsito, distraer la fuerza pública y secuestrar los departamentos del sur, para lograr en contubernio con todo tipo de grupos al margen de la ley, mover cientos de toneladas de droga e insumos para su procesamiento; de considerar temeraria esta afirmación, pregúntenle a los gringos, porque aseguran que hoy día se produce y trafica muchísima más droga.

Con todo lo acontecido, surge la pregunta, si ya se “negoció” con el CRIC, FECODE y los estudiantes, porque convocaron un nuevo paro, ahora a nivel nacional?, en donde como es costumbre, se tomaron por la fuerza, plazas, avenidas y ciudades, destruyendo a su paso la propiedad privada, atemorizando y ultrajando al resto de ciudadanos , maltratando a una fuerza pública, que adolece de herramientas legales para cumplir su deber, convirtiéndose en simples espectadores y blanco de todo tipo de ataques y vejámenes.

El panorama es oscuro, seguiremos expuestos a la violencia de la oposición, los cabecillas de las FARC de periplo por el mundo, la JEP “indignadísima” con el paisa jugando a las escondidas, alineada con Santrich y repartiendo contratos, la ONU con sus notables representantes inmiscuyéndose en asuntos de Estado, la izquierda sacándose los trapitos al sol, el país inundado en droga, Claudia o Claudio cambiando de posición al estilo Roy, las FARC reclutando y delinquiendo, los Militares esperando cumplir cinco años de detención para gozar de beneficios en la JEP, el Procurador en su cruzada comunista, una Fiscalía amarrada, semáforos y trasporte público  inundados de venezolanos, los centros urbanos a merced de los delincuentes, las altas cortes en su mayoría proclives a los intereses de los terroristas, Cepeda denunciando con pruebas estúpidas supuestos complots y beneficiándose con su señora de lo que llaman ellos paz, la fuerza pública amedrentada y expuesta a los vándalos, el consumo de alucinógenos interno en crecimiento y Ariel Ávila el seudointelectual  patrullero de alfombra  desfigurando la actuación de Las Fuerzas Militares.

Posdata 9,Señor Presidente, pareciese que llegó la hora de actuar con firmeza, en cumplimiento de la Ley y la Constitución, todos deben responder, quienes organizan, apoyan, incitan y llevan a cabo estos paros vandálicos. Lo triste de todo es que al final será la Fuerza Pública la que ponga el pecho, la misma que hoy persiguen y carece de herramientas.”

Pregunta: ¿Siendo un hecho que las objeciones legales a la JEP (Juerga Especial Para delincuentes) serán enterradas por las mafias del congreso, que va a pasar con esta promesa de campaña? O igual que el plebiscitó, LLOREMOLO…

Oscarco16@yahoo.es

Twitter: @ricacoloradodo

- Publicidad -
Cargando...

Deja un comentario