A Gloria Cuartas, señalada de presuntos nexos con Farc, también le gustan los cargos públicos

Gloria Cuartas

 

Parece que en Colombia hay un común denominador en las personas que alegan ser Defensoras de Derechos Humanos: A la mayoría les gustan los contratos con el Estado o los cargos públicos. Y la polémica exalcaldesa de Apartadó (Antioquia) Gloria Cuartas, no es la excepción.

Cuartas, en su epoca de mandataria (entre 1995 y 1997), se destacó por denunciar como posibles violadores de los Derechos Humanos a todos los altos mandos del Ejército que arribaron a su zona, en el Urabá, con el fin de combatir a los grupos guerrilleros que dominaban la región y todavía hacen presencia allí.

Por su parte, los militares la acusaron a ella, con pruebas testimoniales en mano, de proteger a los cabecillas de las Farc que sembraron el terror en la zona (como alias Samir, Silver y el Manteco, entre otros), con quienes Cuartas, supuestamente, mantenía una estrecha relación.

- Publicidad -

Incusive, algunos desmovilizados importantes de las Farc, como alias Karina, señaló a Cuartas de sus presuntos vínculos directos con los jefes de la subversión en el Urabá.

No hay que dejar pasar por alto que las comunidades negras del Chocó y Antioquia, nunca la quisieron, ni la respetaron, por el contrario, también la denunciaron públicamente en varios medios de comunicación por su supuesta cercanía con los mandamás de esta organización guerrillera en el Urabá.

Además, hay que aclarar que dos líderes de las negritudes Graciano Blandón y Manuel Moya, en sus denuncias se atrevieron a vincular a Cuartas con las Farc y al final fueron torturados y asesinados por los hombres de este grupo violento en una cuenca del río Atrato.

Recordemos que en el pasado, Cuartas, quien se declara “Activista por la Paz” y ganadora de premios de Derechos Humanos, causó gran polémica cuando le escribió un Twitter al expresidente Juan Manuel Santos en el cual le exigía: “Quiero conocer lista de las y los congresistas que SE OPONEN a la paz, Este es un crimen de traición a la patria @JuanManSantos haga algo”.

Pero para el actual senador Gustavo Petro, la señora Cuartas es una líder defensora de los Derechos Humanos que ha luchado contra la desigualdad en Colombia, por eso, cuando fue Alcalde de Bogotá entre 2012-2014, le regaló un buen cargo en ese cuestionado mandato. La nombró como directora del Instituto Distrital de Participación y Acción Comunal-IDPAC.  Allí, Cuartas dispuso a sus anchas de un gran presupuesto del Distrito, lo que llaman “mermelada”. Aunque siempre ha hablado en malos términos del Estado.

Por ejemplo, fue la encargada de manejar el contrato 1464-2014 por $743 millones, para “realizar un consulta previa y mecanismos de participación con la finalidad de visibilizar y fortalecer la población afrodescendiente residente en Bogotá a través de escenarios de concertación e interlocución entre la administración distrital y local con el pueblo negro y afrocolombiano”. 

Gloria Cuartas ya había manejado abundante dinero público en Bogotá, porque hizo parte de la administración de su amiga y también copartidaria idelógica Clara López de Obregón, férrea militante del Polo Democrático, cuando esta reemplazó a electo alcalde bogotano Samuel Moreno Rojas, condenado por corrupción, al ser la cabeza del “carrusel” de contratación de la capital, mediante el cual se robaron miles de millones de pesos de las arcas de la ciudad.

Por ejemplo, se conoce este contrato (No. 973-2011) que le entregó la Secretaría de Gobierno del Distrito al Instituto Distrital de Participación y Acción Comunal, en cabeza de Gloria Cuartas, en diciembre de 2011, para “aunar esfuerzos técnicos y finacieros con el fin de ejecutar dos iniciativas de promoción de una cultura de paz, reconciliación y movilización social en Bogotá…”.

Como titular del Instituto Distrital de Participación y Acción Comunal de Bogotá, Cuartas también recibió un contrato (No.504-12) de la Contraloría General de la República dirigida en esa oportunidad por Sandra Morelli, en noviembre de 2012, para “asesorar y acompañar el equipo de trabajo de seguimiento a las políticas públicas aplicada a la lucha contra la popreza”.

La ciudadanía de Bogotá se pregunta ante estos casos: ¿Cómo se invirtió todo ese dinero? ¿Se cumplieron los objetivos de estos contratos que manejó la excaldesa de Apartadó? ¿Quiénes fueron los beneficiarios? ¿Se lucró Cuartas en estas negociaciones?

Entre copartidarios se entienden”, reza el refrán popular. Petro se encargó de apoyar  a casi todos sus compañeros en la Alcaldía capitalina (su plataforma para llegar a Casa de Nariño), para comprometerlos con su futura aspiración de ser el Jefe del Estado. Efectivamente, Cuartas, después de haber sido su funcionaria, respladó la candidatura presidencial fallida del líder de la Colombia Humana Colombia. No descartemos que la nombrada exalcaldesa apareca en la administración de Claudia López, porque a los socialistas les gusta el capital…

Decimos lo que otros callan
Cargando...

Deja un comentario