Crónica de una millonaria Licitación direccionada y anunciada sobre la Videovigilancia en Cali

En Cali se podría vivir un caso escandaloso con esta preoceso sobre la Videovigilancia de la ciudad, tema sobre el cual ya están advertidos.

 
A estas alturas del juego todo está cuadrado para que se haga la adjudicación del jugoso contrato para Videovigilancia en la Sultana del Valle, al parecr con una empresa ya amarrada. El hombre encargado de entregar este negocio, que sobrepasa los $10.000 millones, es nada menos que Andrés Villamizar, exdirector de la Unidad Nacional de Protección.

A muy poco tiempo de terminar su mandato, el Alcalde de la ciudad de Cali, Maurice Armitage, dejará adjudicado un gran problema para el futuro mandatario de la ciudad. Un proceso licitatorio direccionado y con toda clase de vicios evidenciados por este portal, que sumirán la seguridad de la ciudad en un caos aún más fuerte del que ya se presenta. Un problema anunciado para la próxima administración del mandatario electo Jorge Iván Ospina.

Se trata de la Licitación Pública No. 4161.010.32.1.975 para adquirir de particulares la Instalación, Integración y Puesta en Funcionamiento del Sistema de Videovigilancia  de la ciudad por más de $10 mil millones.

El jugoso negocio lo entregrá la SECRETARÍA DE SEGURIDAD Y JUSTICIA de Cali a cargo de Andrés Villamizar, el mismo que se desempeñó como director de la Unidad Nacional de Protección (UNP), cargo de donde salió muy cuestionado por denuncias de supuestos malos manejos, también en el tema de la contratación.

- Publicidad -
Andrés Villamizar.

Nuestra Veeduría ciudadana y medio de comunicación, ha alertado a diferentes entidades de la Alcaldía de la capital del Valle, mediante Derechos de Petición e informes sobre varias irregularidades y hallazgos en esa citada licitación, pero no ha encontrado respuestas satisfactorias al respecto, sino traslados de nuestra solicitud de un depacho o otro  para dilatar la contestación.

No nos deja de sorprender como la contratación estatal en varios lugares del país, en este caso Cali, está siendo orientada hacia el favorecimiento de ciertas empresas, a las que les adjudican, a ojos cerrados, o a dedo, millonarios negocios planificados y acondicionados en las diferentes entidades públicas.

En repetidas ocasiones, algunas entidades públicas, saltando el principio de pluralidad de oferentes, sesgan características de tipo jurídico, financiero y/o técnico, con el fin de que una única empresa pueda presentar y cumplir con los requisitos mínimos exigidos y así agotar el presupuesto destinado a cada mandato.

Como lo dijimos, en su momento, nuestra Veeduría Ciudadana, interesada en la transparencia y correcta ejecución de los recursos públicos de la administración próxima a terminar, comenzó a indagar sobre el proceso 4161.010.32.1.975, adelantando por la Alcaldía de Cali, cuyo objeto es “FORTALECIMIENTO Y AMPLIACIÓN DE LA INFRAESTRUCTURA DEL SISTEMA DE SEGURIDAD TECNOLOGICA DEL MUNICIPIO DE SANTIAGO DE CALI A TRAVÉS DE LA ADQUISICION, INSTALACIÓN, INTEGRACION Y PUESTA EN FUNCIONAMIENTO DEL SISTEMA DE VIDEO VIGILANCIA”, por medio del cual se solicitaban las ofertas de empresas interesadas que tuvieran la facilidad jurídica, financiera y técnica, capaz de ejecutar el proyecto, que cuenta con un presupuesto importante. Varios aspectos claves nos llamaron la atención sobre el cumplimiento mínimo que deberían hacer los posibles oferentes en este caso vallecaucano, como:

  • El tiempo de ejecución del proyecto
  • Especificaciones técnicas mínimas requeridas
  • Personal mínimo del proyecto

Dentro de esos puntos del mencionado proceso, encontramos los siguientes hallazgos:

  • PLAZO DE EJECUCIÓN INSUFICIENTE PARA EJECUTAR EL OBJETO CONTRACTUAL
  • POSIBLE FALTA AL PRINCIPIO DE PLANEACIÓN
  • POSIBLE DETRIMENTO PATRIMONIAL
  • POSIBLE LIMITACIÓN DE LA LIBRE CONCURRENCIA DE PROPONENTES
  • POSIBLE INCUMPLIMIENTO DE LOS PRINCIPOS BÁSICOS DE TRANSPARENCIA, IGUALDAD Y PUBLICIDAD

Empresa Amarrada

Luego de revisar dichos requisitos y comenzar a investigar sobre las posibles empresas que contaran con la experiencia jurídica financiera y técnica mínima requerida, se comenzó a evidenciar que muy pocas firmas del sector, por no decir que una sóla, cumplían el 100% con los requisitos establecidos por la Alcaldía de Maurice Hermitage.

Además es extraño ver cómo cerraron el proceso de Videovigilancia para ese único fabricante con características no muy notables, lo que a todas luces deja claro que la citada empresa privada estaba amarrada a este proyecto estatal. Eso lo deducimos porque esa compañía es la única que cumplía con todos los requisitos establecidos en los pliegos de condiciones.

También es importante mencionar un problema claro dentro de este proceso, el cual es la falta de planeación y coordinación. Los encargados en la Secretaría de Seguridad afirman y resaltan que es posible realizar la ejecución del importante proyecto hasta el 20 de diciembre del año en curso, tiempo que a todas luces es corto, teniendo en cuenta que desde el principio se planteó como un proyecto destinado para la seguridad nacional para gozar de una exención de IVA.

Desde este concepto empezamos a ver como su falta de planeación pudo causar la no presentación de algunas empresas el día del cierre de la oferta, pues con base en los proyectos históricos con dicha característica, se ha corroborado que para no realizar el pago del IVA, los equipos de videovigilancia deben ser importados y recibirlos sin nacionalizar, actividad que no dura menos de 45 días hábiles y si hacemos cuentas con el cronograma establecido por la Secretaría de Seguridad caleña, los tiempos no alcanzan. Miremos:

CRONOGRAMA de la Licitación

  • CIERRE DEL PROCESO: 15 de Octubre de 2019.
  • INFORME DE EVALUACIÓN: 21 de Octubre de 2019.
  • TRASLADO DEL INFORME DE EVALUACIÓN: 22-28 de Octubre de 2019.
  • FECHA DE ADJUDICACION: 30 de Octubre de 2019.
  • LEGALIZACIÓN DEL CONTRATO: 5 días hábiles después de adjudicación.
  • FECHA MÁXIMA DE EJECUCIÓN DEL CONTRATO:  20 de Diciembre de 2019.

El Negocio

…………………………………………………….

A pesar de haber realizado las respectivas advertencias al proyecto por medio de observaciones a los documentos publicados en el portal de contratación caleño y dentro de los plazos establecidos antes del cierre y entrega de propuestas del proyecto, se evidencia que una sola empresa presentó oferta al proceso, por lo cual se deduce claramente la licitación no tenía los requerimientos y especificaciones jurídicos, financieros y técnicos para tener una pluralidad de oferentes. Eso nos lleva a concluir que fue un proceso sesgado a un único oferente con una única marca.

Surgen varias preguntas al respectos: ¿El alcalde Armitage está enterado de este caso? ¿O se está haciendo a sus espaldas?

La licitación sobre Videovigilancia se entregará a toda carrera, pero el nuevo Alcalde, Jorge Iván Ospina, debe ponerle la lupa si no quiere tener poblemas con los organismos de control en su futura gestión, si en verdad quiere trabajar por el bien de la ciudad.

Decimos lo que otros callan
Cargando...

Deja un comentario