La obsoleta artillería aérea de Colombia para defenderse de Venezuela

Colombia cuenta con aviones de guerra Kfir de Israel, los cuales tienen un tecnología obsoleta

 

Mientras Nicolás Maduro cuenta con más de 20 modernos aviones Sukhoi Rusos, Colombia opera con aviones Kfir de segunda mano y que se han accidentado consecutivamente en los últimos años. Las diferencias en el sistema de defensa aéreo también son abismales y el ministro Luis Carlos Villegas fue citado en el Congreso.

Por: Gustavo Rugeles  

Hugo Chávez dejó a Venezuela preparada militar y tecnológicamente para una guerra. Le compró al presidente ruso Vladimir Putin 24 aviones Sukhoi equipados con última tecnología, entre otros equipos con los que modernizó su máquina de guerra aérea y su sistema de defensa llamado CODAI, el mejor de América, por encima del de los Estados Unidos, que le impuso un veto para ponerle límites a sus planes bélicos. En contraste, en Colombia se han invertido importantes recursos, pero en aviones no tan modernos.

- Publicidad -
Los Sukhoi Su-30MK2 con los que cuenta Venezuela son unos de los aviones de guerra más poderosos del mundo

 

De otro lado, la Fuerza Aérea Colombiana FAC sigue operando con los viejos aviones Kfir comprados a Israel en el año 1988 durante el gobierno de Virgilio Barco, que invirtió cerca de US$ 200 millones en 12 monoplazas versión C2 y un Biplaza versión TC 7. Estos aviones de segunda mano ya habían cumplido su vida útil en la fuerza aérea de ese país.

Sin embargo, pese a los reclamos que en ese entonces se registraron por parte de la Fuerza Aérea por la compra de aviones usados, autorizada por el Congreso, la historia se repitió en febrero de 2008 durante el segundo gobierno de Álvaro Uribe.

El entonces ministro de Defensa Juan Manuel Santos anunció un acuerdo con el gobierno de Israel para la compra de otros 13 aviones Kfir y para la modernización de 11 Kfir versión C7 del primer lote adquirido a finales de los años 80 a Israel. Ésta segunda inversión se duplicó y fue cercana a los US$ 400 millones

En Colombia solo quedan 20 de los 24 aviones Kfir adquiridos al gobierno de Israel.

 

El rendimiento de estos aviones no ha sido el más óptimo.  En los últimos cuatro años,  se han accidentado cuatro Kfir a causa de fallas técnicas en sus motores y en sus sistemas operativos.  El último de ellos el pasado 18 de febrero de 2014 cuando una falla en el motor del Kfir TC12 cobró la vida del piloto a bordo.

Las últimas incursiones de aviones Venezolanos en el espacio aéreo Colombiano tienen en alerta a la Fuerza Aérea de Colombia que permanentemente realiza ejercicios técnicos de simulacro en un eventual conflicto con Venezuela o Nicaragua, las dos potenciales amenazas en las prioridades de la seguridad nacional.

Sin embargo, en la Escuela de Guerra en Bogotá donde se hacen simulacros, los oficiales e incluso los Generales, saben que estamos en desventaja técnica.

En el papel, Colombia tiene un Sistema de Defensa Aérea (SISDAN), pero la realidad es que este no estaría operando ni tendría los misiles necesarios para hacerlo funcionar.

Se trata de un sistema diseñado por la Fuerza Aérea que se compone tres anillos aéreos protegidos por radares y misiles cómo funcionan estos sistemas en todo el mundo. Sin embargo, Colombia no cuenta con los misiles necesarios para que este sistema funcione: Los de corto alcance referencia MANPADS y los de largo alcance referencia SAM.

Uno de los planes de Colombia para modernizar su Sistema de defensa Aérea se vio frustrado  cuando la Corte Constitucional no autorizó la instalación de siete bases militares de Estados Unidos  en Colombia, acabando con un acuerdo mediante el cual Estados Unidos se comprometía a realizar una fuerte inversión en la modernización de este sistema de defensa.

La preocupación ya llegó al Congreso de La República. Congresistas de la Comisión Segunda, encargada de los asuntos internacionales y de seguridad nacional, en cabeza de Mauricio Lizcano, citaron al ministro de Defensa Luis Carlos Villegas que rinda un informe sobre el actual estado del sistema de defensa, de la Fuerza Aérea y de la capacidad del conjunto de las Fuerzas Militares para enfrentar un  eventual conflicto con Venezuela a raíz de las recientes incursiones de sus aviones sobre cielo Colombiano. Villegas faltó a la primera cita pero el llamado del congreso esta vigente.

El amigo de Santos presente en la contratación del Ministerio de Defensa y la Fuerza Aérea ¿Qué pasa con el mantenimiento de las aeronaves?

Los ojos están puestos en la empresa del empresario antioqueño Felipe Jaramillo encargada del mantenimiento de algunos de los helios siniestrados.

Pero, ¿Quién es este hombre cercano a Juan Manuel Santos y favorito en la contratación del sector Defensa?

Felipe Jaramillo Samper tiene le negocio de armas en las venas. Desde el final de la II Guerra Mundial, su abuelo General y ministro de defensa de la época, fue el encargado de hacer el empalme con la comisión de los ‘’aliados’’ que llegaron a Colombia a vender los desarrollos tecnológicos para la guerra, cimentando un negocio que se ha manido en manos de su familia por tres generaciones.

Entre 2006 y 2013 tres de las firmas de Jaramillo, -Helicentro Ltda, Alfonso Jaramillo & Cía y Ancla Ltda- han participado en la contratación del sector defensa con 21 contratos por valor cercano a los $55 mil millones, en su mayoría para realizar el mantenimiento y reparación de los helicópteros de combate y para compra de diferente tipo de armamento.

De echo fue el intermediario para la adquisición de 121 mil pistolas tipo Sig Sawer, de las cuales el 6% llegaron defectuosas y cuyas irregularidades contractuales, generaron investigaciones vigentes en Alemania, en Estados Unidos y en Colombia.

Jaramillo está nuevamente en la mira. La caída en los últimos meses de un aviones y helicópteros, como el Black Hawk que se siniestro en el Urabá, al parecer por fallas técnicas y que cobró la vida de 27 oficiales de la Fuerza Aérea, han despertado las preguntas en la Fuerza Aérea por el atraso y los presuntos incumplimientos de su firma en algunas de las Aeronaves.

La empresa encargada del mantenimiento  y reparación de estas aeronaves es Helicentro SA, una firma de Felipe Jaramillo, señalada por los mismos jefes de la Fuerza Aérea por incumpliendo en el mantenimiento de las aeronaves.

Mediante un informe de 15 páginas elaborado por la Jefatura de Aviación del Ejército fechado en diciembre de 2013 los oficiales ya le advertían al entonces ministro de Defensa Juan Carlos Pinzón sobre el incumplimiento por parte de Helicentro en el mantenimiento de aviones y helicópteros.

Presidente Juan Manuel Santos

 

Felipe Jaramillo Samper es una persona cercana al presidente Santos. Su amistad trasciende al plano familiar  como contó en el 2009 el periodista Gerardo Reyes en esta investigación para el periódico El Nuevo Herald titulada: “Investigan por favoritismo a ex ministro de Defensa”.

 Se trata de una cercanía que Jaramillo ha visto reflejado las cifras de sus balances financieros en últimos años: entre 1998 y 2005 su firma Helicentro obtuvo ganancias por $572 millones, pero desde 2006 esas utilidades se multiplicaron alcanzando ganancias cercanas a $3.447 millones.  Otro de sus negocios, la sociedad Alfonso Jaramillo y Cía., aumentó en 324% sus ingresos en los mismos periodos -2006-2012- incrementando en 1464% sus utilidades.

Posterior al informe de advertencia de la Jefatura de Aviación del Ejército, conocido por el exministro Juan Carlos Pinzón y el Presidente Santos, Jaramillo continuó con éxito en la contratación:  ésta misma empresa ganó tres contratos más  por valor de $5.900 millones, también para el mantenimiento y reparación de aeronaves.

Decimos lo que otros callan
Cargando...

Deja un comentario