Los gigantescos contratos que la UNP le dio a la empresa Neostar, cuestionada por sus problemas de blindaje


 

Durante el gobierno del expresidente colombiano Juan Manuel Santos, la firma Neostar obtuvo más de $112.273 millones en el año 2017, en contratos con la Unidad Nacional de Protección. A pesar de haber sido denunciada por problemas de blindaje en sus vehículos. De ser pequeña pasó a ser una de las más grandes del sector ¿favoritismo?

La empresa Neostar Seguridad de Colombia LTDA, cuyo propietario es Alan Perlman Katz, es una de las grandes contratistas de vehículos blindados en la Unidad Nacional de Protección (UNP), para la seguridad de las diferentes personalidades del país. Sin embargo detrás de esta firma se esconde una historia de irregularidades en sus carros y grandes negocios -mucha “mermelada”- que hacen sospechar de un posible caso de favoritismo o amiguismo.

Recordemos que la UNP es la responsable o encargada de salvaguardar la vida de quienes son víctimas de amenazas en Colombia, para ese propósito la entidad contrata firmas de blindaje, como Neostar, para que le presten un servicio eficiente. El objetivo es cumplirle a las respectivas personalidades con todas las garantías de seguridad.

Sin embargo, Neostar ha sido cuestiondada desde hace tiempo, entre otras cosas, por posibles irregularidades en el blindaje de algunos de sus carros. No obstante, esta compañía ha alquilado o arrendado más de 600 vehículos a la UNP, los cuales han sido asignados a ministros, senadores, funcionarios en riesgo, líderes de derechos humanos o periodistas.

NEOSTAR, DENUNCIADA DESDE HACE AÑOS

El primero en denunciar el mal blindaje de Neostar fue el periodista Gustavo Rugeles en su reconocido portal ElExpediente.co y en su creciente cuenta de Twitter, desde la época del antiguo director de la Unidad de Protección, Diego Fernando Mora.

Las quejas señalaban que varios de sus vehículos no contaban con el blindaje adecuado y cuyas tarjetas de propiedad habrían sido alteradas o falsificadas para dar la apariencia de legalidad con el fin de creer que cumplían con los requisitos exigidos por la ley y la propia UNP.

“En sus contratos, NeoStar asumió dos grupos: 333 vehículos en el grupo 2 y 183 en el grupo 4… Las especificaciones técnicas correspondientes a esos dos grupos, el cilindraje mínimo debe ser de 2.800 Centímetros Cúbicos. Sin embargo, 50 de los 516 vehículos que NeoStar le alquila a la UNP no cumplen con ese requisito, según los certificados de tradición de los vehículos expedidos por el Ministerio de Transporte”, asevera el citado portal de periodismo investigativo.

Es más, ElExpediente hasta publicó una lista de 50 carros que no cumplían los requisitos para prestar el servicio en la Unidad, la mayoría de Neostar y de otras empresas. Ver Relación de placas de vehículos que no cumplían.

Aclaremos que los incumplimientos en cualquiera de los requisitos previstos en los anexos técnicos de las licitaciones son causales de inhabilidad para la prestación del servicio, e inclusive para la cancelación de cualquier contrato. Pero a Neostar no le ha pasado nada, por el contario, los negocios con esta empresa han aumentado.

La Contraloría General de la Nación, debido a ciertas denuncias, también ha puesto la lupa varias veces en las supuestas anomalías de los carros blindados. Este organismo de control en el pasado emitió boletines con las auditorías realizadas en la UNP  sobre el tema de estos carros, en las cuales hay muchos hallazgos.

CASO RECIENTE DE ANOMALÍA CON EL BLINDAJE 

El días pasados, Neostar se vio envuelta en otra polémica por el supuesto mal blindaje de sus autos.

Resulta que una de sus camionetas, la cual corresponde al esquema de seguridad del expresidente colombiano y Senador Álvaro Uribe Vélez, no tenía el blindaje en las puertas, haciendo a los pasajeros vulnerables. Tema difundido por varios medios de comunicación, que, de paso, confirmaron que la mencionada empresa contratista tenía abierta una investigación en la misma UNP por varias anomalías.

¿FAVORITISMO O AMIGUISMO EN LA GESTIÓN DE SANTOS?

Neostar era una pequeña firma, pero en el gobierno del presidente Juan Manuel Santos creció gigantescamente con grandes contratos que consiguió de varias formas, sola o participando con uniones temporales, con otras firmas del sector.

Durante el gobierno santista, Neostar obtuvo más de $112.273 millones  en el año 2017, en contratos con la UNP, como el No. 42-2107 por $ más de 53.641 millones; el No. 412-2017 por $11.468 millones; el No. 815 de 2019 por más de $19.319 millones y el No. 817 de 2017 por más de $7.777 millones.

El objeto de los contratos es: “el arrendamiento de vehículos blindados para ser utilizados como medidas de protección de la población objeto del Programa de Protección de la Unidad Nacional de Protección a nivel nacional”.

Esos son solos los negocios conocidos que figuran en el SECOP (Sistema Electrónico de Contratación Pública), que han salido a la luz pública luego de ser divulgados por el investigador del Twitter @juliodenuncia1.

…………………………..

……………………

………………………

Sin contar las mágicas adiciones a los respectivos contratos por más de $20.068 millones, estipuladas así: Contrato 412 de 2017 por más $5.646; contrato 815 de 2017 por más $10.351 y contrato 817 de 2017 por más $4.071.

………………

……………..

………………

Recordemos que durante la administración de Santos se requirió un alto número de camionetas blindadas para proteger especialmente a los líderes y mandos altos de las Farc, que estaban haciendo en esa época el proceso de paz en La Habana (Cuba), quienes también se desplazaban por todo el territorio colombiano.

Para muchos expertos que conocen el tema, esos grandes contratos en seguidilla para Neostar, durante el 2017, dejan en el ambiente claras sospechas de un posible caso de favoritismo o amiguismo. Los organismos de control tienen la palabra…

Decimos lo que otros callan
Cargando...

Deja un comentario